Noticias de Medioambiente, Legislación Medioambiental y Opinión.

Compartir en Facebook Compartir en Lindkedin twittear Más...

En esta edición de "El medioambiente en la TV" os presentamos a nuestra pequeña amiga del bosque que tantas tardes nos ha acompañado: "La abeja Maya"

 

La idea de mostrar diversos insectos desde una perspectica divertida y lúdica la tuvo el alemán Waldemar Bonsels, quién reflejó su curioso mundo en La abeja Maya. En su origen, Maya fue la protagonista del libro La abeja Maya (Die abenteuer der biene Maja) en 1912, que por su buen afán de enseñar adquirió gran popularidad y tomó vida en una serie para televisión con su mismo nombre.

Tras su éxito alemán, la pequeña abeja debutó en España allá por el 1978 con el primer capítulo de su nacimiento. La fama de la serie, traducida a mas de veinte idiomas, fue el resultado de un cóctel perfecto. Es decir, un personaje inquieto, avispado y travieso en el que los niños nos viéramos reflejados. Eso sí, en un mundo fantástico donde los insectos adquieren personalidad y nos dan a conocer sus particularidades.

Maya, de vuelo pizpireto y un tanto hiperactivo, era la futura sucesora de la abeja reina. Por ello su madre, Kassandra, intentaba enseñare a Maya a comportarse como una señorita, pero la traviesa abeja hacia oídos sordos a las órdenes de su madre y salia del jardín para adentrarse en el bosque. Maya es inconcebible sin su amigo Willi, un zángano de ojos saltones, adicto a la miel y a las largas siestas siempre interrumppidas por las ideas de maya. La figura paternal la ejercía el saltamontes Flip. Éste elegante insecto protegia a Maya y a Willie de las telas de araña, siempre dispuestas a capturarlos. Aunque Maya fuera pequeña con un largo camino por delante, tenía el valor de defender su colmena y salir airosa. Así como estropear los planes del comandante para apoderarse del trono.

Es una serie vitalista que enseña mucho a sobre la función que desempeñan las distintas especies, insectos sobre todo, en la naturaleza; su forma de afrontar los peligros. Enseña valores como la amistad, el sacrificio, la confianza, la suerte de vivir, el valor de la naturaleza frente a la ciudad, aprender a convivir... No da una visión negativa del hombre (como ocurre en otras series): Maya llega a la conclusión de que hay hombres buenos y menos buenos.

Fuente: http://teacuerdas.wordpress.com/2008/04/23/de-flor-en-flor/

 
Boletín Novedades Ambientales

Colaboramos con:

Pregunta y Opina

Foro para Ambientólogos y otros Profesionales del Medio Ambiente