Monografías y Artículos de Medioambiente.

Compartir en Facebook Compartir en Lindkedin twittear Más...
Untitled document

oopinionSegún la consultora canadiense TerraChoice el quinto pecado del greenwashing es:

"El pecado del menor de dos males: cometido por reclamos que pueden ser ciertos en la categoría del producto pero que distraen al consumidor del mayor impacto medioambiental causado por la categoría en sí. Los cigarrillos orgánicos pueden ser un ejemplo, así como los vehículos deportivos eficientes".

Además, en el primer documento elaborado por la consultora en 2007 se dice lo siguiente (no he encontrado ninguna referencia parecida en los documentos posteriores):

"Consideramos que un reclamo comete el pecado del menor de dos males cuando adjetivos de carácter medioambiental como "orgánico" o "verde" son aplicados a productos en los que toda la categoría a la que pertenecen tienen un valor medioambiental dudoso".

Haciendo una primera valoración sobre el pecado puede parecer una reivindicación adecuada. Sin embargo, un análisis más en profundidad de la cuestión hace que me plantee ciertos aspectos, a mi entender, relevantes:

Una central térmica causa impactos en el entorno, pero también los ocasiona una humilde oficina. Evidentemente no serán de la misma magnitud, pero cuál es la línea roja que dice: "a partir de aquí tu producto o servicio se engloba en una categoría dudosa, ya que el impacto causado por el mismo es inasumible". Es decir, ¿qué parámetros determinan las categorías dudosas?. Es probable que los impulsores del estudio tuvieran en cuenta en su metodología este aspecto, sin embargo, al no comunicarse cabe la reflexión de si los datos obtenidos son fiables.

La segunda cuestión que me planteo es más general y puede resultar muy controvertida, pero es sumamente interesante ya que puede abrir un debate más amplio. Por ello, la desarrollaré más en profundidad en sucesivos post. Aquí solo me limitaré a plantearla.

Si bien es cierto que en una parte del documento de TerraChoice se cita que entre productos de la misma categoría dudosa siempre deberíamos optar por el que tenga las características menos peligrosas, también es cierto que a estos productos les sigue dando el mismo trato, es decir Greenwash.

Por lo que me pregunto, ¿es justo que tratemos por igual a las empresas que contemplen avances en este sentido que a las que no?, ¿Estamos desincentivando de esta forma el cambio hacia modelos más respetuosos con el entorno?

Y vosotros; ¿Qué pensáis?

Fuente: www.comunicarsostenibilidad.com

 
Boletín Novedades Ambientales

Colaboramos con:

Pregunta y Opina

Foro para Ambientólogos y otros Profesionales del Medio Ambiente