Monografías y Artículos de Medioambiente.

Compartir en Facebook Compartir en Lindkedin twittear Más...

cat monografia

Durante el mes pasado la Comisión Europea publicó, mediante una propuesta de reglamento, que se podrían aumentar las emisiones de NOx de los coches diésel de nueva fabricación. Esto supondría un paso atrás evidente en la lucha a favor de un aire más respirable, especialmente en las ciudades. La Comisión se ha sacado de la manga una justificación, una discrepancia entre las emisiones medidas en un laboratorio y las medidas en supuestas condiciones de conducción real. Debido a ello, en la actualidad se están emitiendo 400 mg/km de NOx en lugar de los 80 mg fijados en 2014. De ahí que mantengan que el nuevo límite, de 168 mg/km para los vehículos que se pongan a la venta en 2017 y de 120 mg para 2020, suponga una reducción de las emisiones.

El test de conducción real o RDE (Real Driving Emissions) complementará la información recabada por el laboratorio para comprobar que los niveles de NOx y partículas medidas se confirman durante la conducción real. El coche se conducirá con aceleraciones y frenadas aleatorias, para ajustarse lo máximo a la vida real. Persiguen aumentar la transparencia, por lo que preparan una propuesta que se implantará durante 2016, consistente en indicar las emisiones reales de NOx de cada vehículo.

Las autoridades nacionales son responsables de revisar que los fabricantes cumplan las normativas. Pero las diferentes interpretaciones y la forma de aplicarlas por parte de cada país puede rebajar la efectividad, dado que nos encontramos en un Mercado Único. Por ello están revisando el sistema actual para evitar que sigan ocurriendo manipulaciones. Pretenden que en la nueva regulación:

  • Se refuerce la independencia y calidad de los test que permiten la salida al mercado de los coches, eliminando los pactos entre el servicio técnico y los fabricantes
  • Se introduzca un sistema de vigilancia del mercado
  • Y se refuerce el tipo de sistema de homologación, pudiendo suspender la designación de servicios técnicos que actúan de forma laxa.

La pregunta que cualquier ciudadano, con algún atisbo de interés y escepticismo debería hacerse es, si hasta ahora no se han cumplido los límites de emisión ¿qué hace pensar que la tecnología vaya a cambiar tanto en tan pocos años?

 

Fuente: señalesdeSostenibilidad boletín informativo de la Fundación Vida Sostenible.

 

 
Boletín Novedades Ambientales

Colaboramos con:

Pregunta y Opina

Foro para Ambientólogos y otros Profesionales del Medio Ambiente