Monografías y Artículos de Medioambiente.

Compartir en Facebook Compartir en Lindkedin twittear Más...

monografas

Azores, Madeira y Canarias son los archipiélagos que mayor superficie marina aportan a toda la Unión Europea, por lo que tienen una importancia vital para las políticas de conservación, gestión y explotación marinas.

Las islas Canarias cuentan con una superficie marina 60 veces superior a la terrestre. Con unos 7.500 km2 terrestres y alrededor de 500.000 km2 marinos, la parte emergida de este archipiélago ocupa sólo un 1,6% de la superficie total canaria. Por tanto, el 98,4% del territorio canario se encuentra sumergido, con una media que supera los ‑3.500 metros de profundidad, llegando en algunas zonas a cotas cercanas a los -5.000 metros; lo que nos indica que la mayoría de los ecosistemas marinos son de gran profundidad, es decir, son los más desconocidos y vulnerables.

Si se aprueba la petición de ampliación de los fondos submarinos españoles hasta las 350 millas, siguiendo los límites exteriores de la plataforma continental, la extensión marina circundante a Canarias podría aumentar hasta en 340.000 km2, lo que haría que su zona emergida ni siquiera alcanzase un 1%.

Esta enorme extensión de aguas y fondos marinos hace que la responsabilidad de los gobiernos de Canarias y España también aumente respecto a los acuerdos internacionales para la conservación de los océanos y su biodiversidad, exigiendo un incremento de áreas marinas protegidas y de su extensión, así como una mejor gestión de todos sus recursos.

En la actualidad, sólo un 0,15% de estas 200 millas marinas, o el 0,09% de las futuras 350 millas, se encuentra bajo alguna figura de protección, que aumentaría a un 0,5%-0,29% respectivamente, tras el desarrollo de los planes de gestión de las Zonas Especiales de Conservación (ZEC) que forman parte de la Red Natura 2000.

En cuanto a las especies marinas sólo 12 están consideradas en el Catálogo Canario de Especies Protegidas. Considerando las 5.232 especies marinas mencionadas en el archipiélago, según el informe publicado en 2003 por el Gobierno autonómico, esto supone la protección de tan sólo el 0.2%. La escasez de estudios científicos en zonas profundas, la falta de conocimiento sobre la distribución de numerosas especies marinas, así como la insuficiente normativa enfocada a su gestión y protección, dificultan la conservación de los hábitats y de la fauna y flora marinas, y ponen en grave riesgo la biodiversidad canaria.

Puedes descargar el informe en este enlace.

 
Boletín Novedades Ambientales

Colaboramos con:

Pregunta y Opina

Foro para Ambientólogos y otros Profesionales del Medio Ambiente