Monografías y Artículos de Medioambiente.

Compartir en Facebook Compartir en Lindkedin twittear Más...
Tags: Madrid
Info Medioambiente

El día amaneció frío, despejado y óxidonitrogenado. El Ayuntamiento no tuvo más remedio que reducir el límite de velocidad en la M-30, de 90 a 70 km/h. Teniendo en cuenta que la M-30 es un atasco permanente y que la velocidad media en ella es de unos 20 km/h, la medida despertó comentarios jocosos, pero poco más. Sin embargo, se trató de una medida histórica (así lo dijeron varios periódicos). ¿Histórico limitar un poco la velocidad en una carretera? Pues sí, porque por primera vez desde el comienzo de los tiempos se rompió la regla de oro que rige la gestión del tráfico en Madrid y muchas otras ciudades: "El coche es sagrado: no lo toques".

El protocolo de actuaciones en caso de contaminación establece una secuencia de medidas, cada una peor que la anterior. Por ejemplo, prohibir el estacionamiento salvo a residentes, permitir la circulación solo de coches con matrículas pares o impares, etc., hasta la medida definitiva, paralizar todo el tráfico. Estas medidas se van a aplicar en Madrid si sigue sin llover (la de prohibir el estacionamiento ya se puso en vigor el viernes).

No es que ahora haya más contaminación que antes, es más bien al revés, es que ahora tenemos un protocolo de medidas más riguroso (aprobado por el anterior gobierno municipal) y un consistorio dispuesto a ponerlas en práctica. En este gráfico se puede ver cómo la contaminación media en la ciudad llegó a los 200 microgramos de NOx por metro cúbico, algo más que suficiente para tomar medidas. Puntualmente superó los 400 en alguna estación. Luego, muestra el gráfico, descendió paulatinamente, digamos que un madrileño medio respira solamente unos 80-100 microgramos de densidad tóxica.

 

Fuente: señalesdeSostenibilidad boletín informativo de la Fundación Vida Sostenible.

 

 
Boletín Novedades Ambientales

Colaboramos con:

Pregunta y Opina

Foro para Ambientólogos y otros Profesionales del Medio Ambiente