Monografías y Artículos de Medioambiente.

Compartir en Facebook Compartir en Lindkedin twittear Más...
aprende opina

Como el resto del programa de Conama 2014, desde hace un tiempo están teniendo lugar las reuniones preparatorias en las que se decide qué se hará en cada sesión durante los cuatro días de congreso, del 24 al 27 de noviembre. La forma de proceder del sistema Conama es la siguiente: un coordinador convoca a expertos de un ámbito determinado, teniendo obligación de sentar en la mesa a las diferentes partes involucradas, y este grupo tiene que ponerse de acuerdo para decidir el contenido de la sesión. En el caso de la actividad 'Shale gas y la técnica del fracking', esto se traduce en intensas reuniones en las que igual interviene un ingeniero especializado en perforaciones que un integrante de Ecologistas en Acción.

"Yo he hecho fracturación hidráulica en España", comenta en un momento de la reunión el ingeniero Isaac Álvarez, que explica que esta técnica para fracturar la roca madre donde está el petróleo o el gas natural inyectando un compuesto se realiza desde hace décadas. "A principios del siglo pasado se ensayó de todo y se metió de todo: dinamita, nitroglicerina... y luego agua. La primera vez que yo fracturé un pozo fue en 1980 en Rioja-4 [yacimiento situado en el término municipal de Nájera (Logroño)]. La diferencia ahora está en combinar esa fracturación hidráulica con los sondeos horizontales".

Álvarez es de los que considera que no se puede renunciar al 'fracking' o el 'shale gas' en España: "Es una tecnología más y no podemos renunciar a ella porque seguimos dependiendo mucho de los hidrocarburos y esto nos va a dar oxígeno. Lo que hay que hacer es hablar de problemas reales, no de conceptos ideológicos".

En el lado opuesto está Samuel Martín-Sosa, responsable de Internacional en Ecologistas en Acción, que rechaza por completo que se considere esta técnica como un 'puente tecnológico' para dejar atrás el carbón y avanzar hacia las renovables. "Aunque se presenten como una pretendida solución para el reto climático, no responden a la magnitud del desafío. En el caso de que se controlasen las fugas de metano para el 'shale gas' -que está por ver- y que hubiese realmente una estrategia para pasar del carbón a las renovables -que a día de hoy no existe-, la magnitud del reto climático es tal que no merece la pena usar una tecnología con unos beneficios tan limitados".

Por otro lado, Isaac Álvarez reconoce que esta forma de explotación de hidrocarburos tiene sus riesgos. "¿Que hay problemas? Evidentemente", comenta el ingeniero, "también se producen más de 1.000 muertos por accidentes de tráfico y nadie renuncia al coche. No hay que decir no a la tecnología, sino solucionar esos problemas".

Samuel Martín-Sosa se muestra más precavido con estos riesgos: "lo más preocupante de estas técnicas son sus variados impactos ambientales, esto es muy serio, no podemos poner en riesgo el agua que bebemos".

Entre ambas partes, en el comité, otros muchos participantes exponen sus puntos de vista para diseñar entre todos una sesión técnica en Conama 2014, que tiene como objetivo mostrar serenamente los argumentos técnicos y estratégicos que deben servir como base para tomar postura ante estas técnicas de extracción.

 

Fuente

 

 
Boletín Novedades Ambientales

Colaboramos con:

Pregunta y Opina

Foro para Ambientólogos y otros Profesionales del Medio Ambiente