Noticias de Medioambiente.

Compartir en Facebook Compartir en Lindkedin twittear Más...
Tags: Teruel
Noticias Medioambiente

"¿Es que acaso la Tierra no puede ser de sí misma?". Con este lema dio comienzo este lunes la VII edición de la Caravana Universitaria por el Clima que visitó en su primera jornada los municipios turolenses de Montalbán, Utrillas y Escucha. La misión del proyecto, concienciar a la población aragonesa sobre el cuidado, conservación y preservación del medioambiente, quedó en manos de 70 jóvenes voluntarios vestidos de verde de la Universidad de Zaragoza. Charlas, demostraciones y conferencias fueron las herramientas empleadas para llevar a cabo su objetivo. La expedición se trasladó el pasado martes a Pamplona para proseguir en Jaca, Borja, Magallón, Ainzón y terminar hoy viernes en Zaragoza.

 

Centro de personas discapacitadas

Máximo Bolea, coordinador y técnico de la Oficina Verde de la Universidad de Zaragoza, afirmó este lunes que se ha dado un gran progreso en la conciencia medioambiental de la población aragonesa pero "siguen siendo muchos los que piensan que el cuidado del medioambiente se ciñe al reciclado". "Es poca la gente -añadió- que piensa en el ahorro de agua, energía o en favorecer la movilidad sostenible". La primera parada de este año, para insistir en este mensaje, han sido los pueblos de las cuencas mineras de Teruel. Uno de los aspectos más característicos de la jornada fue la visita al centro de discapacitados de Utrillas, ATADI. Los voluntarios interactuaron a través de varios juegos con los residentes, que pudieron conocer el tratamiento de los residuos de una manera diferente.

Como acto inaugural de la jornada, los voluntarios se reunieron en el Ayuntamiento con el alcalde de Utrillas, Joaquín Moreno, comprometiendo así a la localidad con la sostenibilidad del medioambiente. Como sello de este pacto, Chechu, uno de los coordinadores de la Caravana, hizo entrega de un mandarino a Moreno. Además, se leyó un manifiesto que recogía los valores de este movimiento. "Ahora hay que alzar la voz, no asustar pero sí convencer. Sois actores principales y es una batalla que tenéis que ganar", así transmitió el alcalde de Utrillas su apoyo al grupo de voluntarios.

A lo largo de la mañana, se sucedieron diversas charlas sobre ahorro energético, reciclaje y movilidad sostenible. "No dañar el medioambiente, recordar que los pequeños cambios son los más poderosos y pensar localmente, actuar globalmente", fue la huella que los voluntarios pretendieron dejar en estos municipios. El uso de juegos y dinámicas hizo que tanto pequeños como mayores se involucraran en la causa. La voluntaria Elena Castellano apuntó que adaptaban sus charlas "a todos los niveles y edades para empezar a concienciar a la sociedad desde los más pequeños".

El grupo de voluntarios se dividió a lo largo del día en distintos grupos para poder acercar el mensaje a otras localidades de la cuenca minera como Montalbán y Escucha. A su vez, en la Plaza del Ayuntamiento de Utrillas se instaló una carpa informativa donde se llevaron a cabo distintas actividades para los vecinos. En primer lugar, se realizó el llamado "test de la huella ecológica" en el que los utrillenses contestaron a diversas preguntas en relación a sus hábitos con el cuidado del medioambiente. Teresa R., vecina del pueblo, reconoció que este cuestionario permitía tomar conciencia de los malos hábitos de cada uno y así comenzar a cuidar más el entorno.

La Caravana Universitaria por el Clima llega a territorio aragonés y traspasa sus límites, como sucedió en la pasada edición, al visitar Logroño. Precisamente este martes, el autobús verde estará en Pamplona. Tanto las capitales de Navarra y La Rioja albergan las universidades públicas que se integran dentro del Campus Hiberus. En el espíritu de los integrantes, está siempre presente el lema de que "mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo".

 

Universitarios por el clima

El éxito de este proyecto se debe a la labor de los 70 jóvenes que desde ayer y durante los próximos cinco días, con gran entusiasmo transmitirán el espíritu de la lucha por un clima justo y necesario. María Urzay, estudiante de Ciencias Ambientales, afirmó que la caravana universitaria es una buena oportunidad para completar y poner en práctica sus estudios, además añadió: "creo que es muy importante ir a pueblos porque quizás no hay tanta concienciación sobre el cuidado del planeta". Muchos fueron los que repitieron en esta aventura, como Eva Saiz, que en su cuarto año consecutivo afirmó: "Para mí cada año la Caravana es una cita obligatoria. Además, sin voluntarios este proyecto no podría llevarse a cabo"."Cada año el autobús se llena, lo cual es un motivo de orgullo", añadió.

 

Fuente: Heraldo.es

 

 
Boletín Novedades Ambientales

Colaboramos con:

Pregunta y Opina

Foro para Ambientólogos y otros Profesionales del Medio Ambiente