Noticias de Medioambiente.

Compartir en Facebook Compartir en Lindkedin twittear Más...
Noticias Medioambiente

BlackRock, la compañía de gestión de activos que mueve 4,5 billones de dólares, recomienda "descarbonizar" las carteras, a la vista de la tendencia internacional de actuar contra el calentamiento global: "Da igual que crea que el cambio climático es real o que no se tome en serio la ciencia que hay detrás. No importa. El cambio climático ha llegado como una cuestión de inversión". Así puede leerse en su reciente informe El precio del cambio climático, impacto del calentamiento global sobre las carteras, un documento que advierte de las "extremas pérdidas" que pueden acarrear las inversiones a largo plazo en activos que emitan mucho CO2. A su juicio, las empresas que se dedican a ese tipo de negocios no están descontando el efecto de los riesgos climáticos y de las regulaciones que intentan frenarlos.cotizacion_carbono

Y no será porque no hay ejemplos del efecto de una mala estrategia o de una deficiente ponderación de los riesgos. Lo demuestran casos como el de BP, que ha tenido que hacer frente a una multa de 20.800 millones de dólares por el vertido de petróleo en el Golfo de México de 2010, o el de Volkswagen, en cuyo caso aún está por ver el resultado de engañar con las emisiones de NOx.

Porque es innegable que las normas ambientales son cada vez más estrictas, que las tecnologías limpias han madurado mucho, que la eficiencia energética es efectiva y que, en consecuencia, los gestores de las compañías deben asegurarse de que sus activos tienen el valor que indican sus libros.

Por eso BlackRock reclama transparencia, más información y que se valoren mejor los aspectos ambientales, sociales y de buen gobierno corporativo (denominados ESG, por sus siglas en inglés) a la hora de gestionar la marcha de los negocios.

 

Lo limpio gana más

Además, resulta que las empresas que reducen sus emisiones de CO2 evolucionan mejor que las que no lo hacen, como desvela el análisis del comportamiento bursátil de los gigantes empresariales recogidos por el índice MSCI.

Con este contexto, el mayor problema lo tienen las compañías energéticas que explotan combustibles fósiles cuyas reservas son costosas de extraer, porque, a pesar de que los estados no actúan con la velocidad que reclaman los científicos al objeto de frenar el cambio climático -BalckRock considera "bolas bajas" sus propuestas para la Cumbre de París-, tienen muchas papeletas de no llegar a explotarlas nunca.

En el plano estatal, cree que son "ganadores" los países que importan combustibles fósiles, como China -que reacciona por sus graves problemas ambientales-, Alemania e India. En el bando contrario, el de los "perdedores", destaca Australia, cuya dependencia del consumo y la exportación de carbón es muy importante.

Ante el período de incertidumbre que se abre hasta que la economía del clima esté más afinada, recomienda "prevenir" -no invertir en combustibles fósiles, tabaco o armas-, "promover" -enfocarse en compañías con criterios ESG-, "avanzar" -apostar por activos con efectos mensurables sobre el medio ambiente, como las renovables o la eficiencia-, y considera básico tener "paciencia y estómago para la volatilidad".

 

Fuente: El Economista

 

 
Boletín Novedades Ambientales

Colaboramos con:

Pregunta y Opina

Foro para Ambientólogos y otros Profesionales del Medio Ambiente