Noticias de Medioambiente.

Compartir en Facebook Compartir en Lindkedin twittear Más...
noticias_medioambiente

Como conclusión de esta primera fase a escala de laboratorio de LIFE ClayGlass, ha quedado demostrada la viabilidad en el sector cerámico estructural, del uso de vidrio reciclado aprovechando sus propiedades fundentes a menor temperatura, como sustituto de parte de la arcilla de la masa que funde a temperaturas más elevadas. La viabilidad final del innovador proceso tendrá importantes repercusiones medioambientales, además de conllevar un ahorro energético, con la consecuente bajada de los costes, para la industria del ladrillo. En las pruebas se ha trabajado con distintas materias primas cerámicas (arcilla blanca, arcilla roja y arcilla de gres) y dos tipos de vidrio reciclado (conos y pantallas de televisores de Tubo de Rayos Catódicos (TRC) y ordenadores, además de vidrio doméstico).

Los primeros resultados obtenidos indican que es posible disminuir la temperatura de cocción de los ladrillos de gres entre 50 y 150 oC, dependiendo de las materias primas usadas y con adiciones de vidrio, entre un 5 y un 10%. Con ello se conseguiría un ahorro energético con la consecuente bajada en los costes y, también, de las emisiones de gases de efecto invernadero, entre el 5 y el 25% del total.

En consecuencia, para una empresa cerámica de tamaño medio con una producción de 300 toneladas de ladrillos al día, supondría una disminución de las emisiones de CO2 entre 1.500 y 5.000 toneladas por año, cantidades que muestran la contribución medioambiental y económica del nuevo proceso.

El siguiente paso será la experimentación en planta piloto para validar los anteriores resultados, además de incorporar un estudio de emisiones en chimenea. Este último servirá para comprobar que el plomo presente en el vidrio de cono de los antiguos televisores no se emite a la atmósfera, sino que queda incorporado en la masa cerámica, sin que ello afecte a las condiciones de calidad y seguridad de los materiales obtenidos.

LIFE ClayGlass es un proyecto financiado por la Comisión Europea llevado a cabo por un consorcio integrado por AITEMIN (Asociación para la Investigación y el Desarrollo Industrial de los Recursos Naturales) como socio líder; y por Cerámicas Mora (Toledo), Asociación Reinicia (Murcia), Universidad Aristóteles de Tesalónica (Grecia) y Reciclajes Pozo Cañada (Albacete).

 

 
Boletín Novedades Ambientales

Colaboramos con:

Pregunta y Opina

Foro para Ambientólogos y otros Profesionales del Medio Ambiente