Noticias de Medioambiente.

Compartir en Facebook Compartir en Lindkedin twittear Más...
motorymamb

En los cuatro años transcurridos desde el anuncio de su nueva 'Visión global', Toyota ha avanzado considerablemente en el camino hacia el crecimiento sostenible, creando vehículos cada vez mejores. Para ello, ha sido preciso un nuevo planteamiento en la fabricación de automóviles, articulado fundamentalmente en torno al desarrollo de productos mejores y a unas plantas de producción más competitivas. Esta labor se ha basado en la Nueva Arquitectura Gobal de Toyota —Toyota New Global Architecture (TNGA)—, acompañada del desarrollo de las habilidades y capacidades de los trabajadores.

Con respecto al progreso alcanzado hasta el momento, el Presidente de Toyota, Akio Toyoda, comentó: "Quiero que 2015 sea un año en el que demos pasos firmes y decididos hacia el crecimiento sostenible. Lo podemos hacer lanzando nuevos modelos que incorporen la TNGA, y aprovechando esta pausa intencionada para reforzar nuestra competitividad. A partir de la nueva estructura de gestión que anunciamos este mes, es importante mejorar nuestra competitividad, y ello incluye reforzar nuestros recursos humanos. Queremos ser una empresa que crezca de forma sostenible: un árbol con un tronco sólido".

 

Crear vehículos mejores a través de la TNGA

Para mejorar sustancialmente el rendimiento de sus modelos principales y el atractivo de los productos, Toyota está implantando un innovador concepto de desarrollo para componentes de motores y plataformas de vehículos. Además, se está agrupando el desarrollo de vehículos para promover el uso compartido estratégico de piezas y componentes de motores, a fin de reducir los recursos necesarios para el desarrollo al menos en un 20%. Por otra parte, colaborando más estrechamente con los proveedores, Toyota espera poder reducir aún más los costes y reinvertir los recursos resultantes en el desarrollo de tecnologías avanzadas y en reforzar el atractivo de los productos.

 

Nuevos componentes de motores

Los componentes de los motores conforman el corazón de todos los vehículos. Su desarrollo debe coordinarse con el de las plataformas de los vehículos, que forman la estructura básica de los mismos. Para mejorar la conducción y la eficiencia en el consumo de combustible, y al mismo tiempo conferir a los vehículos un diseño más atractivo y un tacto de conducción superior, Toyota se centra en el desarrollo conjunto de motores y plataformas para conseguir un centro de gravedad más bajo, en crear componentes más ligeros y más compactos y en aplicar un diseño unificado a través de la modularización.

Al mejorar la eficiencia térmica de los motores y la eficiencia de la transferencia energética en las transmisiones, Toyota ha aumentado la eficiencia global de combustible de sus motores alrededor del 25% y la potencia total más de un 15%. Así mismo, al rediseñar la configuración de la unidad motriz y reducir el tamaño de los motores eléctricos, inversores y baterías, Toyota espera mejorar la eficiencia de combustible global de sus sistemas híbridos más de un 15%. Toyota empezará a introducir sus nuevas unidades de motorización este mismo año 2015, y seguirá desarrollando innovadores sistemas híbridos, transmisiones y motores.

 

Nuevas plataformas de vehículos

Toyota ha desarrollado nuevas plataformas gracias a innovadoras mejoras introducidas en los chasis y las suspensiones de sus vehículos. Por otra parte, la recolocación y la menor altura del centro de gravedad de los componentes del motor ha ayudado a conseguir unos diseños atractivos y cercanos al suelo, una gran respuesta al volante, una sensación de conducción de gran calidad y un comportamiento en caso de colisión que ofrece seguridad y tranquilidad.

Con el nuevo diseño de la estructura de la carrocería, Toyota espera incrementar la rigidez global hasta entre un 30% y un 65%, y luego aún más al unir los componentes mediante tecnología láser de soldadura con tornillos. Toyota empezará a desplegar sus nuevas plataformas con el lanzamiento este año de un vehículo de tamaño medio con tracción delantera, seguido de nuevas plataformas específicas para vehículos compactos y grandes con tracción delantera, así como para vehículos con tracción trasera. Toyota espera que alrededor de la mitad de los vehículos que venda en todo el mundo en 2020 incorporen las nuevas plataformas.

 

Mejora en los sistemas de producción de Toyota

Tras decidir tomarse una pausa intencionada para reforzar su competitividad, Toyota congeló los proyectos de nuevas plantas de producción y ha estado trabajando para alcanzar la plena utilización de las fábricas e instalaciones existentes, así como para reducir la inversión de capital necesaria en las plantas con ocasión del lanzamiento de nuevos modelos. También está trabajando para conseguir que sus plantas sean más competitivas, reduciendo sustancialmente los niveles de inversión inicial necesaria y reforzando aún más el compromiso medioambiental y la seguridad.

Para aumentar el atractivo de sus productos, Toyota está desarrollando tecnologías de producción que facilitarán más que nunca hacer realidad nuevos diseños y prestaciones. La compañía sigue trabajando además en cultivar sus recursos humanos, de cara a abrir una nueva etapa de crecimiento sostenible.

 

Plena utilización de las plantas e instalaciones existentes

Desde 2013, Toyota ha ido incrementando la versatilidad de sus líneas de producción, vinculando la producción de unidades del mismo modelo en varias fábricas y aumentando continuamente su disponibilidad operativa para aprovechar al máximo los más mínimos excedentes de capacidad de cada planta. Como consecuencia, ha aumentado su factor de carga global —índice de utilización de las líneas— hasta más del 90%, frente al 70% aproximado de 2009.

 

Reducir la inversión necesaria para producir nuevos modelos

Este año, Toyota tiene previsto reducir la inversión de capital necesaria para preparar una línea de producción para un nuevo modelo alrededor del 50% con respecto a los niveles de 2008. Esta labor abarca asímismo la producción de nuevos motores, transmisiones y componentes relacionados.

Si bien el despliegue de nuevas plataformas y componentes de motores TNGA precisará temporalmente de una mayor inversión en las líneas de producción, se espera que los nuevos requisitos den lugar a unos niveles de inversión inferiores a los requeridos en 2008. Y, puesto que el uso compartido estratégico de componentes propugnado por la TNGA permite añadir múltiples plataformas y componentes de motores a una misma línea para una producción mixta, Toyota podrá reaccionar con flexibilidad ante las variaciones de la demanda y conseguir reducciones notables de la inversión total en las líneas de fabricación.

 

Aumentar la competitividad de las plantas

Toyota combina los resultados de su labor para aumentar la competitividad de las plantas con la mentalidad y las tecnologías acumuladas al crear vehículos cada vez mejores en el ámbito de la ingeniería de producción. Así, la compañía pretende romper moldes creando centros de producción que sean competitivos e impulsen un crecimiento sostenible.

Toyota se acerca al punto en que puede esperar reducir la inversión inicial en una planta alrededor del 40% en comparación con los niveles de 2008. Los principales factores para alcanzarlo son medidas para conseguir líneas de producción "sencillas y optimizadas", como por ejemplo, reduciendo las dimensiones de las cabinas de pintura y pasando a equipos más compactos que se puedan instalar en el suelo. En cambio, las fábricas actuales precisan a menudo de grandes equipos que tienen que suspenderse del techo o sujetarse al suelo. Además, esta disminución de la inversión necesaria libera recursos.

Por otra parte, al disponer de unas plantas más respetuosas con el medio ambiente gracias a una mejor gestión energética, Toyota espera reducir las emisiones de CO2 de las fábricas hasta un 55%.

Mediante la combinación de estos proyectos, Toyota tiene la intención de ir pasando a plantas que siempre sean competitivas, y que no dependan del volumen.

 

Crear vehículos cada vez mejores en el campo de la ingeniería de producción

Toyota emplea los recursos recabados de sus iniciativas de reducción de la inversión para seguir mejorando el atractivo de los productos en el campo de la ingeniería de producción. Las iniciativas de ingeniería de producción, con nuevas tecnologías que se abren camino en varios modelos de producción en serie, implican una revolución tecnológica para hacer posible la producción de componentes con estilo y desarrollar tecnologías de soldadura más avanzadas para aumentar la rigidez de la carrocería.

Akio Toyoda, Presidente de Toyota: "A raíz de los cambios drásticos y repentinos en el entorno empresarial, las formas convencionales de pensar y hacer negocios ya no nos ayudan a crecer de un modo sostenible. Nos hallamos en una encrucijada desde donde ahora debemos crear un nuevo modelo de negocio".

Toyota España distribuye y comercializa y da servicio Postventa a los vehículos de las marcas Toyota y Lexus.

 

Fuente: Toyota Prensa.

 

 
Boletín Novedades Ambientales

Colaboramos con:

Pregunta y Opina

Foro para Ambientólogos y otros Profesionales del Medio Ambiente