Noticias de Medioambiente, Legislación Medioambiental y Opinión.

Compartir en Facebook Compartir en Lindkedin twittear Más...
noticias_medioambiente

Ha comenzado la cuenta atrás para el Convenio de Minamata, creado para controlar el uso del mercurio. El próximo 9 de octubre concluirá el plazo para lograr el compromiso firme de 50 países, la cantidad mínima para que este tratado entre en vigor, pero solo seis lo han hecho por el momento. El mercurio es un metal pesado con gran impacto en el medio ambiente y en la salud, que afecta especialmente a la ciudadanía residente en España, un país que todavía no ha ratificado el convenio.

Ecologistas en Acción insta al Gobierno español ha asumir su responsabilidad lo antes posible y convertirse en impulsor de la ratificación de otros países europeos.

Durante la sesión de la Asamblea General de la ONU celebrada esta semana, las organizaciones unidas en Grupo de Trabajo Mercurio Zero instaron a la ratificación para lograr lo antes posible la puesta en marcha de un acuerdo jurídico mundial que controle el uso del mercurio. El Convenio de Minamata, creado después de cinco años de trabajo, ha sido firmado ya por 120 países. Ahora esas firmas deben traducirse en ratificaciones. Los Gobiernos de Djibouti, Gabón, Guyana, Mónaco Uruguay y Estados Unidos ya han adquirido un compromiso firme, ejemplo que deberían seguir muchos otros Ejecutivos en las próximas dos semanas.

Cuando se deposita en un ambiente acuático, el mercurio se transforma en metilmercurio, una potente neurotoxina, que se acumula en los peces y en los animales y los seres humanos que los consumen. Es una sustancia tóxica que puede afectar al cerebro y al sistema nervioso, la exposición al mercurio puede dañar permanentemente el cerebro y los riñones; además puede transmitirse de la madre al feto en desarrollo, provocándole daño cerebral, inteligencia reducida o retraso mental. La contaminación de alimentos por mercurio aumentó sustancialmente durante el año 2013.

En el caso de España, la responsabilidad al respecto es especialmente importante. Un reciente estudio apunta a que los niveles de mercurio en el organismo de mujeres españolas son hasta seis veces más altos que la media europea. El consumo de pescado, sobre todo especies de gran tamaño, explica estos preocupantes resultados.

Por ello, Ecologistas en Acción cree que el Gobierno español debe ser abanderado en el control de ese mercurio, que solo será efectivo si se hace a nivel internacional, a la vista de que es un metal extremadamente volátil que puede transportarse a grandes distancias una vez se ha emitido a la atmósfera. La organización insta a la ratificación urgente del Convenio de Minamata por parte del Ejecutivo, y a que este impulse el compromiso de sus socios europeos.

 

Fuente

 

 
Boletín Novedades Ambientales

Colaboramos con:

Pregunta y Opina

Foro para Ambientólogos y otros Profesionales del Medio Ambiente