Noticias de Medioambiente.

Compartir en Facebook Compartir en Lindkedin twittear Más...

cat noticias

Veintisiete de las treinta y cinco empresas del Ibex decidieron auditar la denominada información extrafinanciera correspondiente al 2015, cuyo informe firmado por una firma independiente está incluido en sus respectivas memorias (integradas o de sostenibilidad), lo que supone un retroceso de cuatro compañías menos respecto al año anterior. Auditar la información extrafinanciera con un informe firmado por un experto independiente que verifique sus prácticas éticas, sociales y ambientales se ha convertido en una práctica habitual en las empresas, que consideran que aporta mayor fiabilidad y credibilidad a los inversores y grupos de interés, al mismo tiempo que contribuye a la transparencia de la organización.

Si el año pasado eran 31 las empresas del Ibex en incluir un informe de verificación externa, en el ejercicio actual se ha pasado a 27 empresas, retroceso que se explica, fundamentalmente, por los cambios experimentados en el Ibex en los últimos meses, con la salida de grupos como OHL y Sacyr, que verifican su informe de sostenibilidad, y la incorporación de Cellnex, Merlin Properties o Viscofan, que no lo hacen. Aena, por su parte, este año no ha verificado su informe de responsabilidad corporativa, que en años anteriores estaba adjudicada a Aenor. Tampoco Acerinox, la filial española de ArcelorMittal y Grifols realizan esta verificación.

Las big four (Deloitte, EY, KPMG y PwC) auditan nueve de cada diez informes en un dato que no ha variado demasiado entre un ejercicio y otro. Entre las novedades de este año destaca Técnicas Reunidas. El informe integrado del grupo de ingeniería incluye, por primera vez, el informe de aseguramiento limitado de los indicadores de responsabilidad social corporativa, que lleva a cabo la firma PwC.

Con este fichaje y la incorporación en julio de Meliá al Ibex, en sustitución de FCC, la firma que preside Gonzalo Sánchez se convierte en el principal auditor de las políticas de sostenibilidad del Ibex, con ocho verificaciones. Además de la ingeniería y el grupo hotelero, PwC se encarga de Amadeus, Banco Sabadell, Gas Natural Fenosa, Mediaset, Popular y Red Eléctrica.

Mientras, Deloitte, con la salida del índice de OHL, a la que verificaba la información, pierde el primer puesto, y se coloca segunda con siete auditorías. Mantiene a Abertis, Ferrovial, Repsol y al grueso de los bancos del selectivo (Bankinter, BBVA, CaixaBank y Santander). KPMG ha ganado la de Mapfre, que antes realizaba EY, pero se mantiene en tercer lugar con seis auditorías, al hacer también las de Acciona, ACS, Enagás, Iberdrola e Indra. EY, por su parte, tras la salida de Mapfre, hace las verificaciones de Bankia, Dia, Endesa, Gamesa y Teléfonica.

Del dominio de las big four se escapan Iberia (perteneciente al hólding aéro IAG) e Inditex, que siguen fieles a Aenor y SGS, respectivamente, para revisar los indicadores de su información extrafinanciera.

Dieciocho de las 27 sociedades del Ibex que verifican su información ética, social y ambiental han optado por hacerlo con la misma firma con la que audita sus cuentas, una decisión que se ha ido intensificando a medida que cobra fuerza entre las empresas el informe integrado, que agrupa toda la información financiera y extrafinanciera en un único documento. Entre ellas, Técnicas Reunidas, que en su primer año ha decidido hacerlo con PwC. Por contra, nueve grupos cambiaron de firma al auditar sus cuentas.

 

Fuente: modificado de Expansión.

 

 
Boletín Novedades Ambientales

Colaboramos con:

Pregunta y Opina

Foro para Ambientólogos y otros Profesionales del Medio Ambiente