Noticias de Medioambiente.

Compartir en Facebook Compartir en Lindkedin twittear Más...
noticias_medioambiente

DHL utiliza el triciclo eléctrico para el reparto urgente de documentos y paquetes pequeños en Barcelona y Valencia, dentro de su política corporativa de reducir las emisiones contaminantes en el centro de las grandes ciudades. En Barcelona, este servicio, en funcionamiento desde el mes de febrero, reparte con el triciclo eléctrico una media de 70 direcciones al día, y está previsto ampliar dos triciclos más en la ciudad próximamente. Estos triciclos reparten en zonas peatonales del casco antiguo de Barcelona, que habitualmente están restringidas a la circulación de vehículos a motor. En Valencia el servicio reparte una media de 60 direcciones al día. Antes de la campaña de Navidad está previsto incrementar el servicio con un vehículo más.

"El uso de los triciclos para hacer las entregas nos ha hecho mucho más flexibles y más rápidos en las áreas del centro histórico", comenta Rubén Pérez, Director de Operaciones en DHL Express Valencia, acerca de las ventajas. "A diferencia de los conductores de vehículos, los couriers en triciclo siempre pueden conducir hasta la puerta del destinatario, no se ven afectados por el volumen de tráfico del centro o las restricciones de acceso y, a veces incluso pueden utilizar rutas más cortas".

"Además, los triciclos permiten a DHL Express satisfacer las peticiones de muchos clientes sobre una alternativa de transporte más limpio que cuide el medio ambiente y disminuya la contaminación acústica. Cada triciclo ecológico deja de emitir al medio ambiente 3,6 Toneladas de CO2 al año", añade Juan Sabanés, Director Gerente en DHL Express Barcelona.

Hasta el momento, DHL Express ha desplegado couriers en bicicleta o triciclo en nueve países europeos - incluyendo los Países Bajos, Francia, Gran Bretaña e Italia. Actualmente, se pueden ver vehículos rojos y amarillos de dos y tres ruedas en las calles de cuarenta ciudades.

El proyecto forma parte de la iniciativa SMILE, que ha contado como socios con la Fundación Valenciaport (como coordinador global del paquete de trabajo de implantación de los once pilotos que se desarrollarán en el marco del proyecto) y la Fundación InnDEA, entidad promovida por el Ayuntamiento de Valencia. El consorcio se completa con socios de otras cinco ciudades mediterráneas: Pireo (coordinadores generales), Bolonia, Rijeka, Montpellier y Barcelona.

El objetivo general del proyecto SMILE ha sido contribuir al desarrollo de ciudades inteligentes y eficientes en el uso de la energía mejorando la eficiencia energética de la distribución urbana de mercancías en ciudades mediterráneas a través de la promoción e implantación de políticas y soluciones innovadoras.

 

Fuente: modificado de Comunicae.es

 

 
Boletín Novedades Ambientales

Colaboramos con:

Pregunta y Opina

Foro para Ambientólogos y otros Profesionales del Medio Ambiente