Noticias de Medioambiente.

Compartir en Facebook Compartir en Lindkedin twittear Más...

Alumnos de la licenciatura de Ciencias Ambientales de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche están catalogando la flora de la Sierra de Crevillent a través de jornadas de estudio y conocimiento con prácticas de campo.  - Domingo 02 de agosto de 2009 - Diario Información

El enclave elegido, distinguido por su gran diversidad botánica, ha sido la microrreserva de flora situada en el monte conocido como La Vella, el más alto de la sierra crevillentina. El trabajo y las prácticas de campo constituyen uno de los pilares esenciales de la formación de los futuros ambientólogos para que adquieran un mejor conocimiento de su entorno, clave para su futura vida profesional.
En esta ocasión, los estudiantes pudieron conocer las especies existentes, las rarezas y endemismos de una de las zonas de mayor biodiversidad botánica de la provincia de Alicante. Concretamente, se registraron en torno al centenar de especies vegetales entre las que predominan las jaras, jarillas, tomillos, rabo de gato, coscoja, espino negro, aladierno y esparto. Así, tanto en la zona umbría como en la solana de la sierra crevillentina, se encontró una biodiversidad vegetal característica de los distintos y variados ambientes que presenta la sierra y adaptada perfectamente a las condiciones edáficas y climáticas del medio.


Según las responsables docentes del área de Botánica, las profesoras Antonia Dolores Asencio y Gisela Díaz, el conocimiento del medio que adquieren los alumnos a lo largo de su formación en la UMH les facilita su integración laboral así como tener una visión cercana y práctica del medio, que después pueden aplicar en su profesión como ambientólogos. Como afirma el profesor de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente José Navarro, no se pueden realizar evaluaciones de impacto ambiental, aplicar sistemas de gestión ambiental, ordenamiento del espacio y gestión de recursos naturales sin un conocimiento del medio ambiente, de sus fundamentos como las ciencias de la vida y la Tierra, como sí sucede en el caso de los licenciados en Ciencias Ambientales.


Tanto en los estudios actuales como en el futuro grado, se pretende seguir implementando las actividades que potencien el conocimiento del entorno desde un punto de vista práctico y aplicado, como es el ejemplo del estudio de la sierra crevillentina, declarada Lugar de Interés Comunitario (LIC) de alto valor ecológico. Del mismo modo, la vicedecana responsable de la titulación, Juana María Botia, resalta la importancia del trabajo de campo en la formación que influye en el alto grado de profesionalidad que alcanzan los estudiantes de la Facultad de Ciencias Experimentales.

 
Boletín Novedades Ambientales

Colaboramos con:

Pregunta y Opina

Foro para Ambientólogos y otros Profesionales del Medio Ambiente