Noticias de Medioambiente.

Compartir en Facebook Compartir en Lindkedin twittear Más...

cat aprende opina

El Licenciado en Ciencias Ambientales Santiago Gutiérrez es natural del municipio gaditano de Medina Sidonia, donde es primer teniente de alcalde desde el año 2011, año en que IU se hizo con la Alcaldía. Actualmente ocupa el cargo de concejal delegado de las áreas de Urbanismo y Vivienda y de Medio Ambiente, y es el portavoz de IU en el Ayuntamiento. Desempeña, además, el cargo de consejero delegado de la sociedad pública municipal Medina Global SL, empresa que gestiona de manera directa la mayor parte de los servicios públicos básicos de la localidad de Medina, como la gestión completa del ciclo integral del agua, la recogida de residuos sólidos urbanos, la limpieza viaria o la obra pública entre otros.

Santiago Gutiérrez será uno de los ponentes de las jornadas que se celebrarán el próximo sábado 24 de septiembre en Zaragoza, organizadas por la Plataforma por la Remunicipalización. En ellas, explicará la experiencia de los servicios remunicipalizados en los últimos años en Medina Sidonia (Cádiz), así como sus ventajas y beneficios para la población del municipio andaluz.

 

Usted dijo en una conferencia sobre el agua pública “subrogamos derechos, no privilegios”, ¿A qué se refiere exactamente con estas palabras?

En esa conferencia se estaba discutiendo sobre las posiciones de los trabajadores de un servicio respecto a su remunicipalización. Mayoritariamente las plantillas suelen estar a favor de la desprivatización de servicios básicos, incluida la representación sindical, porque ello supone una mejora en las condiciones de trabajo del colectivo. Pero a veces surge alguna resistencia. Esto es debido a un miedo natural a los cambios pero también a que las empresas privadas pueden ofrecen privilegios a ciertos trabajadores para tratar de controlar la plantilla y dificultar cualquier cambio de gestión. Lógicamente esos privilegios desaparecen con el paso a lo público. Inicialmente puede haber alguna reticencia minoritaria en la plantilla, que normalmente desaparece con el tiempo. Nuestra experiencia es que la municipalización termina generando consenso.

 

En 2013 se crea la sociedad municipal Medina Global, ¿Qué os llevó a crear esta sociedad municipal?

Nosotros accedimos al gobierno municipal en 2011 y nos encontramos un tejido empresarial público disperso en dos sociedades, que había tenido una gestión deficiente y prácticamente estaba en quiebra. Sin embargo, teníamos claro que la única manera efectiva de intervenir en la economía local para estimular la creación de empleo y para salvaguardar de la crisis nuestros servicios públicos era contando con una empresa pública fuerte. Por eso, en vez de lanzarnos a la liquidación o privatización de las sociedades públicas, como entonces ocurría en muchos Ayuntamientos, nosotros optamos por lo contrario. Fusionar el tejido empresarial público para mejorar la eficiencia económica y disponer de musculo financiero que permitiera ampliar servicios. De este espíritu surge Medina Global.

 

Empezasteis remunicipalizando el ciclo del agua y luego continuasteis con más servicios, ¿Qué servicios habéis conseguido remunicipalizar?

Empezamos con la gestión del agua y la promoción de suelo y vivienda. Luego, en el marco de la crisis del ladrillo, la idea fue transitar hacia una empresa de gestión de servicios públicos. Los últimos servicios que hemos remunicipalizado han sido la recogida de basuras, la limpieza viaria y el transporte urbano. También gestionamos un parking público, tenemos viviendas sociales en alquiler, gestionamos las depuradoras y las piscinas del municipio, hacemos el mantenimiento de parques y jardines y ayudamos al Ayuntamiento mediante encomiendas de gestión en todo tipo de asuntos de interés municipal.

 

Hemos podido conocer hace pocos días que la factura del agua para familias en exclusión es de ‘cero’ euros, ¿Esto es consecuencia de la vuelta a manos públicas del agua y a la voluntad política o a qué se debe este hecho?

Hemos sido pioneros en la puesta en marcha del Suministro Mínimo Vital del Agua. Medina Global ha aprobado en sus órganos una serie de medidas para garantizar el derecho humano al agua. Para eso renunciamos a utilizar la amenaza de corte de suministro en primera vivienda como medida coercitiva para forzar al pago de la factura. En vez del corte nosotros utilizamos la vía ejecutiva para aquellos usuarios que entendemos que pueden pagar y a la vez aseguramos el derecho de las familias en exclusión social a acceder de forma gratuita a un máximo de 100 litros por habitante y día. Este modelo es consecuencia de la gestión pública y social del servicio y ha tenido el reconocimiento de instituciones importantes como la Defensoría del Pueblo Andaluz o la Relatoría Especial de la ONU sobre el derecho humano al agua.

 

¿Qué ha supuesto para Medina Sidonia la remunicipalización de los diferentes servicios?

La gestión pública y social de los servicios básicos permite que a pesar de la crisis en nuestro municipio mantengamos servicios de calidad a un precio asequible para el ciudadano y también para el Ayuntamiento. Nos permite asegurar derechos ciudadanos y estimular la inversión y la creación de empleo.

En vez de repartir dividendos, nosotros reinvertimos las plusvalías de la empresa en la sociedad. No estamos en contra de la empresa privada, pero pensamos que en el caso de servicios básicos que operan en régimen de oligopolio es mejor contar con una empresa pública. Nosotros sacamos de la ecuación al oligopolio y aseguramos el acceso a contratos para la pequeña y mediana empresa local en régimen de concurrencia competitiva. Estamos demostrando que este sistema funciona desde el punto de vista económico y social.

 

¿Cuál fue la relación con las empresas que venían gestionando estos servicios que antes estaban externalizados?

Nos dimos cuenta de que por mucha voluntad que se ponga, un Ayuntamiento no puede controlar a un oligopolio que gestiona tus servicios básicos a través de contratos blindados por 20 o 25 años en un régimen monopólico. Y si es difícil que la administración controle a estas concesionarias, mucho más complicado es si lo que queremos es un sistema que permita el control ciudadano, la participación pública. Por eso las relaciones fueron tensas durante el periodo de gestión privada y sobre todo durante el proceso de remunicipalización donde evidentemente existen intereses contrapuestos.

 

¿Cuál es la opinión de los vecinos y vecinas de Medina Sidonia tras remunicipalizar los servicios de recogida de residuos, de limpieza viaria o el transporte urbano?

Creo que más allá de que los servicios sean públicos o estén privatizados el ciudadano valora la calidad y el coste en forma de impuestos y tasas. En nuestro caso, la recogida de basuras y la limpieza viaria mejoraron bastante tras la municipalización ya que en estos casos se reorientó el beneficio industrial privado hacia un aumento de plantillas y ahora la ciudad está más limpia sin haberse subido los impuestos a los ciudadanos. En el transporte urbano hemos renovado la flota de autobuses en solo dos años. Creo que la opinión es positiva en la ciudadanía e incluso que la gestión pública está generando cada vez más consenso entre las fuerzas políticas y sociales de la localidad.

 

¿En los procesos de remunicipalización habéis garantizado todos los puestos de trabajo de los trabajadores que venían prestando anteriormente los servicios?

Hemos garantizado los puestos de trabajo y además los hemos ampliado. La remunicipalización es en el ámbito laboral una sucesión patronal en la que hay que garantizar la continuidad y los derechos de todos los trabajadores por normativa. Nadie tiene nada que temer en este sentido. En nuestro caso además ha permitido que trabajadores que tenían situaciones precarias estabilicen su situación. Por ejemplo, los trabajadores del servicio de limpieza y de recogida de basuras que estaban en bolsas de sustitución hoy son personal indefinido de plantilla.

 

Ante los argumentos de algunos sectores que vienen diciendo que la remunicipalización es una utopía, no es real y es ilegal, ¿Qué tienes que decir?

Durante un tiempo ha calado la creencia de que lo privado era mejor per se y en todos los casos. Ya hemos comprobado que cuando hablamos de servicios básicos, como por ejemplo la sanidad o la educación, o el agua a nivel municipal, es mejor apartarlos de la mercantilización para garantizar los derechos de la gente. También hemos comprobado ya que en estos casos las privatizaciones encarecen los servicios. Creo que la remunicipalización no es una apuesta ideológica sino un cambio de tendencia basada en la experiencia de las últimas décadas y que se irá imponiendo a pesar de los impedimentos legales que se están poniendo por razones que nada tienen que ver con el interés general.

 

La remunicipalización no es simplemente una forma de gestionar sino una opción política ligada al modelo de ciudad que se quiere, ¿Qué opinas?

Creo que podríamos buscar amplios consensos para garantizar la gestión pública y social de aquellos servicios que son esenciales para la ciudadanía. Como he explicado, la remunicipalización no es una impugnación a la empresa privada sino el reconocimiento de que en sectores básicos y oligopólicos es necesaria la intervención pública para garantizar los derechos de ciudadanía, pero también la concurrencia de la empresa privada en un régimen de competitividad. En un marco de regeneración política en nuestro país es imprescindible esta visión. Luego cada uno tendrá su modelo y su ideología, pero creo que en lo básico podemos ponernos de acuerdo aquellos que intentamos defender el interés general. No así con aquellos que defiendan el interés de los oligopolios, que también los hay.

 

La externalización y privatización de servicios públicos a manos privadas ha puesto de relieve en los últimos años las diferentes formas de corrupción, financiación de partidos políticos… ¿Qué piensas al respecto?

Existen formas de corrupción en todos los modelos de gestión, que tienen que combatirse especialmente en lo público a través de la transparencia y la participación ciudadana en todas las estructuras empresariales y administrativas. También necesitamos que la ciudadanía castigue políticamente y sin contemplaciones al corrupto en las urnas. Sin embargo, la privatización (mercantilización) de servicios básicos ha sido un caldo de cultivo especialmente propicio para la corrupción en todas sus formas como estamos viendo todos los días en los medios de comunicación.

 

Santiago Gutiérrez es licenciado en Ciencias Ambientales por la Universidad de Cádiz y doctor en Tecnología Ambiental y Gestión de Agua por la UCA, en el seno de IU es coordinador local en Medina Sidonia, además de miembro del Consejo Provincial de IU y del PCE. En los últimos años ha participado como activista en la Marea Azul del Sur, movimiento de lucha contra la privatización del agua. Además, es miembro del Grupo de Investigacion de Tecnologias del Medio Ambiente de la Universidad de Cádiz e imparte clases en el Master en Gestion Integral del Agua de la UCA.

Medina Global SL, es una empresa municipal 100% pública que surge en el año 2013 -tras la fusión de las sociedades municipales Prodegemsa y Aguas de Medina Sidonia SL- para dotar al municipio gaditano de un ente instrumental que permite gestionar los servicios públicos de competencia municipal siguiendo los principios de eficiencia económica y social. Con esta unión, se ha conseguido una gestión más profesionalizada, con mayores recursos, una nueva organización más eficiente y un mayor rendimiento para la puesta en marcha de proyectos públicos de interés municipal, la mejora del desarrollo local y la creación de empleo.

 

Fuente: AraInfo

 

 
Boletín Novedades Ambientales

Colaboramos con:

Pregunta y Opina

Foro para Ambientólogos y otros Profesionales del Medio Ambiente