Noticias de Medioambiente.

Compartir en Facebook Compartir en Lindkedin twittear Más...

cat noticias

Desde el año 2007 uno de los grandes retos económicos de nuestro país ha sido asumir una disminución de las ayudas provenientes de los Fondos Europeos. Desde la incorporación de España a la antigua Comunidad Europea hasta ese año, las transferencias habían sido de media el 0,8 por ciento del PIB anual y llegaron a representar el 1,6 por ciento del PIB en el año 2003. Sin embargo, el crecimiento de la economía española y la ampliación de los miembros de la Unión Europea han comportado una reducción progresiva de los recursos provenientes de Bruselas. Cabe ahora preguntarse qué efecto ha tenido hasta ahora estas ayudas y qué impacto supondrá la evolución a reducirse en los próximos años.

 

Por el principio, ¿Qué son los Fondos Europeos?

El término Fondos Europeos se refiere a un conjunto de diferentes programas de transferencias de los fondos de la Unión Europea:

  • Los Fondos Estructurales tiene como objetivo facilitar la convergencia de las regiones más atrasadas, facilitar la reconversión económica y social de las zonas con mayores problemas estructurales, y potenciar la creación de ocupación y mejorar la formación de los trabajadores.
  • La finalidad de los Fondos de Cohesión es reducir o igualar entre todos los miembros el atraso económico de los miembros más desfavorecidos. Son concedidos para proyectos realizables en cualquier lugar del territorio de un estado miembro.

Tanto los Fondos Estructurales como los Fondos de Cohesión suelen ir condicionados a que una parte de los proyectos sean cofinanciados con fondos nacionales y fondos privados.

 

¿De qué manera han afectado los Fondos Europeos a España?

Los Fondos Europeos han afectado a economía española en varios aspectos. Su efecto más inmediata ha sido sobre la demanda agregada. En la medida que las ayudas no sean un mero sustituto de inversiones que se habían realizado de manera interna, la demanda por parte del sector público aumenta y, con esto, el PIB.

Los proyectos financiados con Fondos Europeos tienen un impacto positivo y a largo plazo, el cual deriva en una mayor acumulación de capital público (infraestructuras) y capital humano o conocimiento. A su vez, atendida una mayor productividad de estos factores tradicionales, las empresas acumulan más, de forma que el crecimiento de la producción todavía es más grande.

La magnitud del efecto final depende de la composición de dichas inversiones. Las inversiones en infraestructuras productivas, capital humano o proyecto de I+D+i ha tenido mayor impacto que cualquier otro gasto.

 

Saldo de los Fondos Europeos en España

Desde el mandato de Rodríguez Zapatero ha habido un claro descenso respecto a los periodos de gobierno de José María Aznar y Felipe González, producido por un aumento de las aportaciones realizadas a la Unión Europea, tal y como muestra la línea roja la siguiente gráfica:

fondos europeos 1

En el año 2009, España estuvo a punto de ser contribuyente neto de la Unión Europea, ya que según datos del Banco de España ese año se cerró con un saldo de 33 millones de euros.

Durante la mala situación económica en España entre los años 2010 y 2013 se volvió a recuperar el saldo, siendo favorable por unos 500 millones de euros. En 2014, con una caída de las aportaciones de la Unión Europea y un aumento de las aportaciones realizadas por España, el saldo se giró a favor de la Unión Europea con 1616 millones de euros. Durante el 2015, España volvió a recuperar las aportaciones de la Unión Europea en 2.307 millones de euros.

Como resumen los ingresos que recibe España de la Unión Europea corresponden a FEAGA, FEADER, FEP, FEOGA, FEDER, FSE, Fondo de Cohesión y otras ayudas. Los pagos de España a la Unión Europea corresponden del IVA, PNB y otros impuestos.

 

Objetivo: la cohesión territorial en las comunidades autónomas en España

El desarrollo territorial como fundamento de la sostenibilidad ha provocado una importante reflexión a nivel europeo. Su resultado ha supuesto un impulso en las políticas de cohesión y de desarrollo territorial, introduciendo la necesidad de una dimensión territorial en la políticas sectoriales.

La Agencia Territorial Europea 2020 considera que los objetivos de la estrategia europea en 2020 sólo podrían lograrse si en el ámbito territorial se tiene en cuenta que las oportunidades de desarrollo de las regiones son diferentes.

fondos europeos 2

Como se puede apreciar en la imagen, los problemas de cada territorio son básicamente los ligados a los sectores de la economía en donde están asentados y a sus condicionantes geográficos, tales como las como zonas de interior (emigración de la población), zonas costeras (sector turístico en evolución), áreas metropolitanas (concentración y aglomeración) y áreas industriales (competitividad e I+D+i). 

 

Estrategias desarrollo territorial

Las estrategias de desarrollo territorial que tiene la Unión Europea a la hora de repartir los Fondos Europeos son los siguientes:

  • Aumentar la participación en el mercado laboral y la productividad laboral, así como mejorar las políticas de educación, formación e inclusión social, prestando especial atención a los jóvenes y a los grupos vulnerables.
  • Apoyar la adaptación del sistema productivo hacia actividades de mayor valor añadido mediante el incremento de la competitividad de las PYMEs.
  • Fomentar un entorno empresarial adecuado orientado a la innovación y el refuerzo de los sistemas de I+D e innovación.

 

Inversión por comunidades en España (2014 – 2020)

Según un comunicado de prensa sobre el futuro de la política de cohesión en España, la inversión de la Unión Europea por comunidades autónomas se tienen en cuenta los criterios de la renta per cápita de la población y el número de habitantes en cada comunidad autónoma. 

fondos europeos 3

 

Futuro de los Fondos Europeos para España

España ha sido, en términos absolutos, el mayor beneficiario de la política regional. Entre 1989 y 2020 se habrá recibido de la Unión Europea casi 190.000 millones de euros, más dinero que toda Europa con el Plan Marshall.

A esto hay que añadir las ayudas agrícolas, que ascienden a 196.400 millones de euros desde 1986 (y a las que hay que sumar las previstas hasta el año 2020), y sumar otros 63.600 millones de euros en fondos de cohesión y desarrollo regional, con lo que el total se eleva en 260.000 millones de euros, alrededor del 25 por ciento del PIB.

De cara al futuro, los países del este de Europa, que se han adhirieron a Europa en su mayor parte en la ampliación del 2004, son los que van a recibir más Fondos Europeos, ya que tienen niveles menores de desarrollo a la media de la Unión Europea, por lo que el principal reto socioeconómico español va a ser la necesidad de incrementar la productividad y la competitividad, y promover en el empleo en un marco de consolidación fiscal y de restricción del crédito. En estos siguientes años va a ser fundamental para España potenciar el aumento de empleo.

 

Fuente: modificado de El Blog Salmón.

 

 
Boletín Novedades Ambientales

Colaboramos con:

Pregunta y Opina

Foro para Ambientólogos y otros Profesionales del Medio Ambiente