Noticias de Medioambiente.

Compartir en Facebook Compartir en Lindkedin twittear Más...

cat noticias

Iberdrola instalará energía eólica de nuevo en España mediante dos nuevos proyectos en Tenerife Las Aulagas, de 13,8 megavatios (MW) y Chimiche II, de 18,4 MW. La eléctrica, que comparte estos proyectos con un socio local, prevé una inversión de alrededor de 40 millones de euros y tiene a partir de ahora un plazo aproximado de dos años para poner en servicio las instalaciones.

La compañía ha logrado la resolución de inscripción, en estado de preasignación, en el Registro Retributivo Específico del Cupo Eólico Canario de 450 MW.

El sistema retributivo para los proyectos construidos en Canarias contempla unas condiciones específicas. Estos proyectos, en concreto, son viables gracias a que no tienen que ir a una subasta y cuentan con una retribución a la inversión ya fijada y una retribución a la operación adicional y específica que solo está prevista para las Islas. Así que, en este caso, las compañías consideran que hace viables los proyectos.

El desarrollo de ambos parques, por lo tanto, no es incompatible con el recurso que la eléctrica mantiene ante el Tribunal Supremo, dado que entiende que se ha hecho un cambio en el sistema retributivo de forma retroactiva y más allá de lo que la Ley y las jurisprudencia reconocen como retroactividad admitida.

 

Inactividad desde 2012

Iberdrola retomará así la construcción de un parque eólico en España. La última instalación de este tipo que la empresa puso en funcionamiento en territorio nacional fue el parque de El Segredal, en Asturias. Se trata de una instalación con una potencia de 36 MW repartida en un total de 18 aerogeneradores del modelo Gamesa G80, de 2 MW de potencia cada uno, que entró en servicio en diciembre de 2012.

Iberdrola, que fue pionera en su momento en el desarrollo de la energía eólica en España, también ha contribuido a la creación de un importante sector industrial eólico nacional, al que ha impulsado a la internacionalización haciéndole partícipe de los proyectos que viene desarrollando en su expansión fuera de nuestras fronteras.

Prueba de ello, por ejemplo, es el enorme desarrollo internacional que ha experimentado compañías como Gamesa, que además de estar participada por la eléctrica, ha sido siempre su principal cliente.

La eléctrica se encuentra además ahora en un ambicioso desarrollo de la energía eólica marina y Gamesa ya se encuentra en conversaciones muy avanzadas con Siemens para integrar el negocio eólico de ambas empresas una vez que quede resuelto el futuro de Adwen, la filial que tiene la compañía de aerogeneradores vasca con Areva.

Iberdrola, principal productora de energía generada por el viento en el país, cuenta en España con una potencia eólica consolidada de más de 5.500 MW, repartida en varias comunidades autónomas: Castilla-La Mancha cuenta con 1.804 MW de potencia eólica instalada; Castilla y León, con 1.453 MW; Andalucía, con 857 MW; Galicia, con 627 MW; Aragón, con 305 MW; la Región de Murcia, con 161 MW; País Vasco, con 143 MW; Asturias, con 74 MW; Cataluña, con 50 MW, y Cantabria, con 32 MW.

Este renacimiento eólico no llegará además sólo de la mano de Iberdrola sino que empresas como Gas Natural Fenosa Renovables tendrá 70 MW eólicos dentro del cupo de 450 MW que el Ministerio de Industria, abrió para Canarias, lo que supone un 15,5 por ciento del total, según explicó la energética a través de un comunicado.

La empresa ha detallado que bien "sola o en consorcio con terceros", Gas Fenosa es "la empresa con mayor participación en el cupo", que se cerró el pasado 31 de diciembre y que contará con un régimen retributivo especial, distinto al del resto de España.

Los proyectos que prevé desarrollar Gas Natural Fenosa Renovables "continuarán ahora el proceso de obtención del resto de autorizaciones necesarias para su construcción, con el objetivo de lograr su puesta en marcha antes del 31 de diciembre de 2018, límite establecido por el Ministerio en la normativa del cupo".

En Gran Canaria, Gas Natural Fenosa Renovables ha inscrito una potencia de 46 MW, que corresponde a nueve instalaciones (Piletas I, La Vaquería, Doramas, Triquivijate, Montaña Perros, La Sal, La Sal III, Balcón de Balos y Vientos del Roque).

En Fuerteventura son dos los parques (Tablada y Moralito), que suman una potencia de 18,4 MW. Finalmente, en Tenerife, participa en un parque inscrito (La Morra), con una potencia de 6,3 MW.

Por el momento, apenas se conocen el resto de empresas que han logrado registrar parques eólicos dentro de este cupo pero su mera existencia servirá para relanzar una industria que el año pasado no logró instalar ni un sólo aerogenerador en España. La instalación de eólica en Canarias además servirá para bajar la tarifa eléctrica.

 

Fuente: modificado por elEconomista.

 

 
Boletín Novedades Ambientales

Colaboramos con:

Pregunta y Opina

Foro para Ambientólogos y otros Profesionales del Medio Ambiente