Noticias de Medioambiente.

Compartir en Facebook Compartir en Lindkedin twittear Más...

cat noticias

Tal y como os contábamos, el negocio del fracking está viéndose frenado. Analistas del sector aseguran que cerca de la mitad de las empresas de fracking en Estados Unidos corren serio peligro de caer en bancarrota tras el desplome del precio del petróleo. Por ejemplo, Energy XXI, empresa energética especializada en la exploración de petróleo y gas, ya ha necesitado llegar a un acuerdo con sus acreedores para reestructurar su deuda e intentar sobrevivir.

Energy XXI eliminará más de 2.800 millones de deuda de su balance para intentar que su estructura sea sostenible a largo plazo. Este firma energética incrementó sustancialmente su gasto en inversión entre 2009 y 2014, los años en los que el petróleo se mantuvo revoloteando en los 100 dólares por barril. El margen que ofrecía este negocio con el crudo a esos precios invitaba a las empresas a apalancarse para incrementar su estructura productiva.

Durante el ciclo alcista del petróleo, Energy XXI compró MitEnergy y adquirió activos de Exxon Mobil por un valor que supera los 1.000 millones de dólares, además de gastar otros 2.000 millones de dólares en inversiones en EPL Oil & Gas, según informa Bloomberg. Esta empresa es el mayor productor independiente del Golfo de México, cotiza en bolsa desde hace más de 10 años.

 

El sector se tambalea

El índice Bankruptcy (índice de bancarrotas de EEUU), que mide el número y la gravedad de las quiebras, tocó a finales de marzo su nivel más alto desde 2012. Así, sólo en el sector de materias primas 20 cotizadas han quebrado en los últimos doce meses. Unas bancarrotas que superaron los 57.000 millones de dólares.

Sólo desde abril del año pasado el precio del crudo europeo (Brent) ha caído más de un 27%, mientras que el estadounidense (Texas) lo ha hecho en un 26%. No obstante, desde los mínimos del año los precios se han recuperado en torno a un 58%.

Y es que nada es para siempre, al igual que la vivienda no sube para siempre, al petróleo le ha ocurrido lo mismo. Ahora cerca del 50% de las empresas de fracking en EEUU podrían tener serios problemas para mantener su solvencia. Según explicaba Fadel Gheit a la CNBC muchas de estas empresas no son rentables con el crudo por debajo de los 70 dólares el barril. A los precios actuales, "el 50% de las compañías de fracking corren el riesgo de entrar en bancarrota".

Otro dato publicado por Deloitte también es muy esclarecedor: alrededor del 35% de las empresas exploradoras y productoras de crudo en el mundo se encuentran en riesgo de bancarrota. El conjunto de estas compañías acumula deuda en sus balances por valor de 150.000 millones de dólares, según el informe de la auditora.

La situación es complicada para este sector que ha vivido un 'boom' importante desde 2009. Aunque la historia del fracking se viene fraguando desde hace muchos más años, han sido los elevados precios del petróleo de los últimos años los que han impulsado a muchas empresas a realizar inversiones millonarias. Ahora que la 'marea' del crudo ha bajado se puede ver qué empresas iban desnudas y cuáles iban bien vestidas y preparadas para la aventura.

 

Fuente: modificado de elEconomista.es

 

 
Boletín Novedades Ambientales

Colaboramos con:

Pregunta y Opina

Foro para Ambientólogos y otros Profesionales del Medio Ambiente