Noticias de Medioambiente.

Compartir en Facebook Compartir en Lindkedin twittear Más...

La Asociación de Licenciados en Ciencias Ambientales de Baleares (Alcaib) ha considerado este martes que la paralización del Plan Hidrológico de las islas es como anular 7.700 horas de trabajo de la ciudadanía.

En un comunicado, Alcaib ha señalado que la paralización del Plan supone una "oportunidad perdida que dilapida la semilla que se ha plantado durante cinco años para la corresponsabilidad de los agentes sociales en las políticas públicas".

Tras recordar que el Consell de Govern paralizó la tramitación del Plan el pasado mes de octubre, cuando únicamente faltaba la aprobación del Consejo de Ministros, ha opinado que el Ejecutivo hizo esto "argumentando que presenta importantes diferencias respecto de la versión inicial, que se aprobó con urgencia y que el Plan contiene elementos excesivamente intervencionistas, representa una mayor carga burocrática y comportaría efectos negativos para los diversos agentes implicados".

No obstante, según Alcaib, estos argumentos "no son adecuados ni transparentes" y, por tanto, no justifican el paro de un procedimiento casi acabado. Según ha señalado, el Plan Hidrológico tendría que haber sido entregado a la UE en diciembre de 2009, con lo que "ya llevábamos tres años de retraso".

Además en el 2015, indican, se tendrá que hacer una nueva revisión, "que es donde legítimamente el nuevo equipo podía incluir sus líneas políticas". "De esto se puede deducir que el actual equipo de gobierno no entiende los principios, valores y filosofía de la directiva marco del agua y de la política europea, a parte de que causa un agravio a todos los ciudadanos que han participado".

Alcaib ha remarcado que el Plan ha sido el fruto de seis años de trabajos técnicos, cinco años de proceso participativo -30 talleres en las tres islas, más de 773 representantes de más de 250 entidades económicas, sociales y ambientales de relevancia de nuestras islas-, dos periodos de consulta pública con un total de 1.114 aportaciones, de las que se han incorporado el 85% en la propuesta definitiva del Plan Hidrológico y una jornada científico-técnica.

"Ha sido el primer plan de participación pública autonómico de calado realizado en nuestras islas. Fue impecable en forma y contenido", ha asegurado.

Por otro lado, ha argumentado que las consecuencias ambientales pueden ser "muy graves" porque las islas "dependen de los recursos subterráneos, sufrimos sequías periódicas y la gestión hídrica es un tema esencial tanto para el bienestar ciudadano como para el desarrollo económico". "Lamentamos que para el nuevo equipo de Govern esto sea una carga burocrática tildada de intervencionista, según declaraciones del propio conseller".

Asimismo, ha recordado que la UE ya ha iniciado un expediente sancionador contra el Estado por el incumplimiento de todas las comunidades autónomas excepto Cataluña, y que esta directiva podría costar a la comunidad alrededor de 30 millones de euros.

La entidad ha señalado que trabajó en el proceso participativo y estableció una comisión técnica para realizar 27 alegaciones al Plan, de las cuales 25 fueron incorporadas. Por ello, ha indicado que se ratifica en las alegaciones presentadas con anterioridad y se ha posicionado "en contra de cualquier cambio sustancial en la filosofía del Plan".

"Alcaib considera que, en caso de que a causa de las modificaciones del Plan por este nuevo trámite, éste no cumpliera con los objetivos de la Directiva del Marco del Agua y en caso de que se ejecutaran las sanciones previsibles" que debería ser el actual Govern el que se responsabilice económicamente de esta decisión.


Fuente: europapress

 
Boletín Novedades Ambientales

Colaboramos con:

Pregunta y Opina

Foro para Ambientólogos y otros Profesionales del Medio Ambiente