Noticias de Medioambiente.

Compartir en Facebook Compartir en Lindkedin twittear Más...
noticias_medioambiente

La minería ha sido históricamente una fuente de riqueza en Andalucía. Hay que remontarse 3.000 años atrás para ver el inicio de la explotación de los recursos naturales en la comunidad, si bien la última década del siglo XX supuso una parada técnica de la mayoría de ellas por la fuerte caída del precio de las materias primas. La remontada experimentada en los últimos años ha supuesto la puesta en marcha o reactivación de varias minas en la región, que han atraído una inversión de más de 2.650 millones de euros.

Si bien los datos de la patronal Aminer de 2014 reflejan que dicha inversión fue de 1.800 millones al final del ejercicio, lo cierto es que en los últimos meses y de cara al cierre del año esa cifra ha aumentado considerablemente. Cobre Las Cruces (CLC), compañía ubicada en los términos municipales de Gerena, Guillena y Salteras (Sevilla) y propiedad de First Quantum Minerals, es una de las que más ha aportado a esta cifra. De hecho, anunció recientemente que superará en 2015 los 1.000 millones de inversión acumulada desde el inicio del proyecto, lo que la consolidará como "la mayor extranjera de la historia económica de la provincia de Sevilla".

La actividad minera de CLC –iniciada en 2006- se centra en el aprovechamiento de un yacimiento de 17 millones de toneladas de mineral del que se espera obtener alrededor de un millón de toneladas de cobre refinado en los 15 años de vida estimada de la mina. Comparado con otras, se trata de un yacimiento pequeño. Sin embargo, la singularidad de CLC, aseguran fuentes de la empresa, es la elevada ley del mineral–una media del 6,2 por ciento-. Esto significa que cada tonelada que se extrae contiene unos 60 kilos de cobre. La media habitual es cercana al 1 por ciento.

Pese al incremento en la producción, la facturación en 2014 fue de 371 millones, prácticamente igual que la del ejercicio anterior, debido a variaciones en el precio del cobre y otros factores relacionados con el mercado. Las ventas se realizaron en un 75 por ciento en España, mientras que el 25 por ciento se exportó a países como Turquía, Italia y Portugal. La estimación de ventas para 2015 es de 355 millones de euros.

Esta mina sevillana es la que más inversión productiva acapara, pero la sigue muy de cerca Matsa, que incluye Minas de Aguas Teñidas, Sotiel y Magdalena, ubicada en Almonaster la Real (Huelva). Se trata de un distrito minero de más de 250 kilómetros de longitud. Desde que en 2006 se recuperara la actividad minera después de varios años cerrada por la depreciación de los minerales, la inversión supera ya los 840 millones. A esto hay que añadir la operación conocida a finales de junio, por la que Mubadala, con sede en Abu Dhabi, ha adquirido una participación del 50 por ciento de las minas de Trafigura Beheer en España, cuya explotación más importante es precisamente Minas de Aguas TeñidasEsta operación ha sido valorada en unos 600 millones. Entre la inversión productiva y la financiera sumaría 1.440 millones.

La actividad de Matsa consiste en la investigación y explotación de yacimientos minerales y su tratamiento en la planta de procesamiento ubicada en el término municipal de Almonaster la Real. Esta planta cuenta en la actualidad con una capacidad técnica para procesar 4,6 millones de toneladas de mineral al año y tiene como productos finales concentrados de cobre, zinc y plomo. En este caso, el 100 por ciento de la producción va a la exportación. En la actualidad, Matsa es la única explotación minera en operación en la provincia de Huelva.

Precisamente en tercera posición en este ránking se sitúa el proyecto Riotinto, que espera reiniciar su actividad en breve. Se hizo con ella al 100 por cien en 2008 Emed Mining, cotizada en las bolsas de Londres y Toronto, y que persigue la reactivación de la explotación de la histórica Mina de Riotinto para la producción de concentrado de cobre en sus instalaciones. Cuenta con 123 millones de toneladas de mineral, que suponen unos 14 años de explotación. Actualmente la multinacional está acometiendo los últimos trabajos de preparación con el objetivo de arrancar la producción de cobre este verano. La estimación de la compañía es una inversión total en el proyecto de 212 millones desde que arrancó y hasta que abra sus puertas.

Recientemente, Emed Mining anunció el acuerdo alcanzado por sus socios de referencia para realizar una ampliación de capital de 87 millones y financiar la reapertura de las históricas minas de cobre onubenses hasta alcanzar un ritmo de producción de 7,5 millones de toneladas anuales. Una vez concluida la operación, Trafigura, líder global en el comercio de materias primas, y XGC, holding metalúrgico chino, se convierten en los mayores accionistas de Emed, con cerca del 22 por ciento de las acciones cada uno.

Los fondos de inversión especializados en minería, Orion Mine Finance y Liberty Metals & Mining, le siguen con un 14,6 y un 14 por ciento, respectivamente, según fuentes de la compañía.

Todos estos datos reflejan el momento dulce que vive el sector. Desde la patronal Aminer destacan que "la tendencia del sector apunta a que seguirá fortaleciéndose gracias a las compañías existentes y a los proyectos en tramitación, además de las nuevas investigaciones que producirán su fruto".

 

Fuente: El Economista, el SuperLunes.

 

 
Boletín Novedades Ambientales

Colaboramos con:

Pregunta y Opina

Foro para Ambientólogos y otros Profesionales del Medio Ambiente