Noticias de Medioambiente.

Compartir en Facebook Compartir en Lindkedin twittear Más...
noticias_medioambiente

Saft, líder mundial en diseño y fabricación de baterías de tecnología avanzada para la industria, ha firmado un importante contrato para suministrar un sistema de almacenamiento energético de litio-ión para la mayor planta solar fotovoltaica del mundo, un proyecto de energía híbrida de generación diésel. La planta, que combina un generador fotovoltaico de 5MW con generación diésel de 16 MW, se encuentra en la provincia de Pando, en Bolivia, en la frontera con Brasil y Perú. Actualmente, la filial del Grupo Isastur, Isotron SAU, está construyendo la planta.

El proyecto de Pando, que es el primer contrato importante de sistemas de almacenamiento energético de Saft en Sudamérica, confirma los planes de expansión a largo plazo del Grupo, tras el establecimiento en 2010 de una oficina comercial y de apoyo técnico en Brasil. El mercado sudamericano ofrece grandes oportunidades para el almacenamiento energético debido a la creciente importancia de las energías renovables en la zona, sobre todo la fotovoltaica.

Pando se encuentra en la zona norte tropical de Bolivia, una zona remota en la selva amazónica. No está conectada a la red eléctrica del país, lo que hace que tenga una cobertura eléctrica de apenas el 65%, con una demanda de 37 GWh que solamente se cumple con la generación diésel.

Bolivia tiene un alto grado de irradiación solar, lo que le hace potencialmente válido para el uso de la energía solar a gran escala. La planta de energía híbrida coordinará generación fotovoltaica y diésel para maximizar el uso de la energía solar limpia para cubrir la mitad de la demanda de la energía en la capital de la provincia de Cobija y pueblos vecinos -que representan una carga máxima total de aproximadamente 9MW. Con una potencia total de 21 MW, la nueva planta híbrida aumentará la producción total de electricidad en la provincia de Pando para ponerlo en consonancia con el resto de Bolivia, que tiene una cobertura eléctrica del 80%.

El almacenamiento energético eficaz jugará un papel crítico en la planta híbrida, garantizando la estabilidad del sistema y suavizando las variaciones a corto plazo de la producción fotovoltaica, las cuales son esenciales para lograr el mayor aporte posible de FV al mix energético. La integración de la energía fotovoltaica con el almacenamiento de energía y la generación de diésel garantizará la continuidad total de la oferta de Pando, al mismo tiempo que reducirá el consumo de combustible por un tiempo estimado de 20 millones de litros al año, ahorrando millones de dólares en servicios públicos y reduciendo las emisiones de CO2.

"Saft está encantado de trabajar con Isastur en este prestigioso proyecto que proporciona un gran avance para nuestra tecnología de baterías de iones de litio en Sudamérica, donde la energía fotovoltaica se está convirtiendo en un elemento esencial dentro de la combinación energética global", dijo Ignacio Quiles, Gerente de Ventas y Director General de Saft Baterías España y América del Sur. "El proyecto híbrido de Pando es una excelente referencia de cómo las plantas fotovoltaicas a gran escala y la generación convencional se puede integrar con el almacenamiento energético para suministrar electricidad continúa y fiable para las comunidades aisladas donde las conexiones de red son poco fiables o inexistentes".

El sistema de almacenamiento energético Intensium® Max estará formado por 20 sistemas de baterías de litio-ión de potencia media, cada uno con capacidad de almacenamiento nominal de 580 kWh y 1,1 Mw máximo de potencia de salida. Las baterías funcionarán en combinación con convertidores y sistemas de control inteligente que permiten grandes cantidades de energía solar para integrarse en las redes de motor diésel, asegurando la estabilidad del sistema y un suave control de los grupos electrógenos. En el proyecto de Pando, la contribución de la energía solar fotovoltaica en el mix energético es aproximadamente el doble que la de los sistemas tradicionales híbridos.

El proyecto está siendo coordinado por la filial española de Saft, que es responsable del mercado de Centroamérica y Sudamérica, junto con Salf do Brasil. Saft ya proporciona una garantía varios años en los sistemas de Intensium Max junto al mantenimiento preventivo, con la posibilidad de extender la garantía hasta a 12 años a través de un contrato de mantenimiento. La planta de Pando comenzó a generar 2 MW de electricidad en septiembre, mientras que el resto de su capacidad estará en funcionamiento para finales de este 2014.

 

Contacto de prensa: Cristina Hontanilla

  • E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • Teléfono: +34 91449 01 11

 

 
Boletín Novedades Ambientales

Colaboramos con:

Pregunta y Opina

Foro para Ambientólogos y otros Profesionales del Medio Ambiente