Noticias de Medioambiente.

Compartir en Facebook Compartir en Lindkedin twittear Más...

cat noticias

En su afán por ofrecer nuevos productos financieros, varios bancos tienen en cartera los denominados préstamos ecológicos y ecohipotecas. Los primeros son productos destinados a financiar métodos de ahorro de recursos naturales y/o disminución de impacto ambiental. Las segundas promueven la eficiencia energética de los inmuebles, asignando un tipo de interés menor cuanto mejor sea la calificación energética de la vivienda.

 

Los préstamos ecológicos

Este tipo de préstamos sirven para financiar vehículos ecológicos, ya sean automóviles híbridos, eléctricos, de hidrógeno y el uso de combustibles alternativos como etanol, biodiesel, o gas natural. Así mismo, también se conceden para realizar mejoras de energía en el hogar y financiar proyectos y compras sostenibles, como una bicicleta o un calentador solar.

Uno de estos productos es el Préstamo eficiencia energética de Caixa Ontinyent, con un interés fijo desde 2,00%, permite financiar hasta 60.000 euros y tiene un mínimo coste de apertura de 150 euros. Para contratarlo, el titular debe presentar el presupuesto o factura del ahorro energético y la calificación actual. Según la clasificación energética de la vivienda, industria o comercio se aplicará un interés o otro. Así, si la certificación es alta tendrá un tipo de interés fijo del 2,00%. Por el contrario, si es baja tendrá un interés fijo del 7,00%.

 

Las ecohipoteca o hipotecas sostenibles

Como decíamos, se trata de un préstamo hipotecario que promueve la eficiencia energética de los inmuebles, con menor tipo de interés cuanto mejor sea la calificación energética de la vivienda. Así, los compradores de las residencias más sostenibles y que dispongan del certificado en vigor, optarán a un préstamo con un tipo de interés más ventajoso.

La primera entidad en ofrecer un producto de este tipo ha sido Triodos bank. Se trata de la Hipoteca Triodos Certificación Energética Alta. Financia hasta el 80% sobre el valor de compra-venta y el valor de tasación a un plazo máximo de 30 años.

El interés de esta hipoteca está vinculado a la clasificación energética del inmueble. La Certificación energética va desde la A como una residencia sostenible hasta la G como una menos sostenible. El tipo de interés variarás según la categoría, las hipotecas con clasificación A tendrán el 1,00% y las de clasificación G presentarán el 1,24%. La calificación energética se refiere al indicador global de las emisiones de CO2 de la vivienda, el cual aparece en la primera hoja del título de eficiencia energética.

 

Fuente: modificado de Expansión.

 

 
Boletín Novedades Ambientales

Colaboramos con:

Pregunta y Opina

Foro para Ambientólogos y otros Profesionales del Medio Ambiente