cat noticias

En la linea de la Guía sobre gestión de residuos de construcción y demolición recientemente publicada, la Comisión Europea introduce un nuevo protocolo de actuación de estos residuos (RCD), que ya representan el mayor flujo de residuos de la Unión Europea. La intención es la de introducir pautas, a modo de propuesta, para la industria.

Este Protocolo encaja dentro de la Estrategia de Construcción 2020, así como la Comunicación sobre las Oportunidades de Eficiencia de Recursos en el Sector de la Construcción. También forma parte del ambicioso y recientemente adoptado Paquete de Economía Circular de la Comisión Europea. Su objetivo general es aumentar la confianza en el proceso de gestión de residuos de construcción y demolición y la confianza en la calidad de los materiales reciclados de los mismos.

Esto se logrará mediante una mejor identificación de residuos, separación y recopilación de fuentes, logística de residuos mejorada, mejora del procesamiento de residuos, gestión de la calidad y políticas y condiciones adecuadas.

Este Protocolo europeo sobre residuos de construcción y demolición se ha elaborado para su aplicación en los 28 países de la UE y tiene los siguientes grupos de partes interesadas: Profesionales de la industria (sector de la construcción, incluyendo empresas de rehabilitación y contratistas de demolición, fabricantes de productos de construcción, tratamiento de residuos, transporte y logística, así como empresas de reciclaje); administraciones públicas a nivel local, regional, nacional y de la UE; Organismos de certificación de calidad para edificios e infraestructuras; y clientes de materiales de construcción y demolición reciclados.

La gestión adecuada de los RCD y de los materiales reciclados en este ámbito -incluida la correcta manipulación de residuos peligrosos- puede tener grandes beneficios en términos de sostenibilidad y calidad de vida. Pero también puede proporcionar grandes beneficios para la industria de la construcción y el reciclado de la UE, ya que aumenta la demanda de materiales reciclados procedentes del sector de la construcción y demolición. La Directiva 2008/98/CE relativa a los residuos, pretende que el 70% de los RCD se reciclen en 2020. Sin embargo, a excepción de algunos países de la UE, sólo el 50% de los RCD se están reciclando actualmente. La buena noticia es que algunos países de la UE ya han desarrollado e implementado un marco que conduce a una tasa de reciclado de hasta el 90%. De hecho, hay muchas buenas prácticas en Europa de las que aprender.

“Uno de los obstáculos comunes para el reciclaje y la reutilización de los RCD en la UE es la falta de confianza en la calidad de los materiales reciclados y la incertidumbre sobre el riesgo potencial para la salud de los trabajadores que utilizan materiales reciclados. Esta falta de confianza reduce y restringe la demanda de materiales reciclados, lo que inhibe el desarrollo de las infraestructuras de gestión y reciclaje de los RCD en la UE”, señala la nota de prensa.

El Protocolo europeo sobre residuos de construcción y demolición incluye buenas prácticas en toda la UE, que pueden ser fuentes de inspiración tanto para los responsables políticos como para los profesionales. También incluye una visión general de las definiciones y una lista de verificación para los profesionales.

 

Fuente: Fundación para la economía circular.

 


Colaboramos con: