Noticias de Medioambiente.

Compartir en Facebook Compartir en Lindkedin twittear Más...

Premio por un plan para conservar el tejo en Jaén - Mayo 2005

Mejorar la conservación del tejo en el parque natural Sierra Mágina (Jaén), un árbol catalogado en Andalucía como especie en peligro de extinción y estudiado en otros países europeos por sus propiedades anticancerígenas, es el objetivo que persigue el proyecto de Juan Diego Rus Moreno, un estudiante de Ciencias Ambientales de la Universidad de Jaén, que a sus 24 años se ha hecho con el primer premio del concurso de ideas para la conservación de especies amenazadas, organizado por la Fundación Gypaetus en colaboración con la Consejería de Medio Ambiente.



El tejo es una especie vegetal de amplia distribución, pero se va extinguiendo progresivamente en la Península Ibérica. En Andalucía se encuentran refugiados en las cumbres y riscos de alta montaña. Para Juan Diego, el responsable de esta situación crítica es el hombre, que ha visto en esta especie vegetal un recurso inagotable para la obtención de la madera sin tener en cuenta la lentitud de su regeneración y crecimiento.

Con una longevidad cercana a los 1.500 años, este árbol no empieza a producir semillas y polen hasta los 30 o 35 años. En Sierra Mágina no existen más de 100 ejemplares y menos de la mitad tienen posibilidades para producir semillas. El resto está intensamente ramoneado por la depredación de animales como ovejas o cabras silvestres que no permiten el crecimiento de las nuevas plantas.

Por ello, Juan Diego sugiere en su proyecto premiado un mecanismo de asociación de los tejos con otras plantas que eludan el efecto devorador de los herbívoros. Los rosales silvestres, con sus espinas, y los enebros y sabinas, por su sabor desagradable se convierten en los mejores aliado para proteger a las plantas y permitir a los tejos que crezcan, explica el joven. Ahora, la Fundación Gypaetus será la encargada de buscar la financiación para llevar a la práctica un proyecto que fue premiado por su originalidad y sencillez.

En la primera edición del concurso puesto en marcha por la Fundación Gypaetus también fue reconocido con el segundo premio el colectivo ornitológico Cigüeña Negra de Tarifa (Cádiz), por un proyecto para la conservación del ave torillo. El tercero recayó sobre otro alumno de Biología de la Universidad de Jaén, Francisco Ceacero, por un estudio del estado de las poblaciones y factores de amenaza para los urodelos en Sierra Morena.

 
Boletín Novedades Ambientales

Colaboramos con:

Pregunta y Opina

Foro para Ambientólogos y otros Profesionales del Medio Ambiente