Noticias de Medioambiente.

Compartir en Facebook Compartir en Lindkedin twittear Más...
noticias_medioambiente

Hoy, 1 de diciembre concluye GEOPIMED, el proyecto de la Eurorregión Pirineos Mediterráneo para el uso eficiente de la energía geotérmica. A través de formación, visitas a instalaciones y asesoramiento especializado, los socios del proyecto GEOPIMED han buscado compartir y transmitido su experiencia y conocimientos en geotermia de baja temperatura para contribuir a alcanzar los objetivos energéticos de la Unión Europea para el año 2020.

Durante los últimos doce meses:

  • más de 200 profesionales y responsables de políticas públicas han sido informados del potencial de la geotermia como otra fuente de energía renovable eficiente y rentable.
  • más de 150 particulares han mostrado interés en aplicar la tecnología a su hogar.
  • más de 2.000 personas forman parte de la red #geopimed

 

Una red de geotermia de baja temperatura

Cuando oímos la palabra geotermia nos vienen a la cabeza los géiseres en Islandia y el uso del calor del interior de la Tierra para generar electricidad. Pero no es la única forma de utilizar la energía del subsuelo. La temperatura del interior de la corteza terrestre aumenta a medida que nos adentramos en el interior de la Tierra por lo que resulta interesante poder aprovechar esta energía en cualquier punto del territorio. A la hora, está considerada una fuente de energía renovable muy eficiente, por lo que permite reducir las emisiones de CO2 contribuyendo, por tanto, en la estrategia energética para el horizonte 2020 que ha establecido la Unión Europea.

La energía geotérmica de baja temperatura aprovecha la energía en los primeros metros del subsuelo para usos térmicos con el apoyo de bombas de calor, lo que la convierte en una tecnología madura, óptima y sobre todo, eficiente en el uso de energía.

Aunque el coste de inversión es elevado, la geotermia somera, como también se denomina a la geotermia de baja temperatura es muy competitiva ya que, por cada kW eléctrico que entra en el sistema, se sacan entre 4,5 y 5,5 kW térmicos en calefacción y aún más en refrigeración, haciendo que la inversión inicial se pueda recuperar en plazos razonables, de entre 3, 5 y 7 años.

Proyectos como GEOPIMED, cofinanciado por la Eurorregión, trabajan precisamente para eliminar estas barreras en la región Pirineos-Mediterráneo. A través de jornadas, cursos y visitas técnicas, el proyecto descubre esta tecnología a personas con poder para influir o determinar las políticas y prácticas a nivel internacional, nacional, regional o local y técnicos profesionales de sectores de las energías renovables, pero también a público general de Cataluña, Islas Baleares, Midi-pirineo y Languedoc-Rousillon. A través de actividades divulgativas acerca esta tecnología muy eficiente en el uso de energía con el objetivo de promover su uso en los diferentes ámbitos.

 

Dossier de prensa 

 

 
Boletín Novedades Ambientales

Colaboramos con:

Pregunta y Opina

Foro para Ambientólogos y otros Profesionales del Medio Ambiente