Estás en Ciencias Ambientales España, ¿Conoces Ciencias Ambientales México ciencias ambientales mexico?

cat noticias

Bajo la premisa de la prevención, la Guardia Civil retuvo en varios comercios de Canarias más de 1.200 cajas de un juego educativo que contenían huevos, a punto de eclosionar, de un pequeño crustáceo de la especie Triops Longicaudatus que podría causar graves daños al ecosistema canario y que está incluida desde 2013 en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras.

Un correo de un ciudadano el pasado noviembre alertó al Seprona de la venta en diferentes tiendas de la isla de un juguete cuyo objetivo es mostrar a los niños el origen de la vida con esta especie, "presente en los orígenes antiguos de la evolución", y que también se conoce como gamba dinosaurio o tortuguita colilarga. Las cajas, que se venden bajo al menos cuatro marcas difentes, cuenta con la autorización europea. Sin embargo, los juegos no especifican de qué especie de Triops se trata, por lo que los agentes ordenaron inmovilizarlos por prevención, a la espera de que el área de Biodiversidad de la Viceconsejería de Medio Ambiente del Gobierno de Canarias determine si se trata de la especie americana, la más peligrosa y depredadora, o la europea, con la que en principio no habría riesgos para la flora y fauna de las Islas.

Tras analizar la advertencia ciudadana, la Guardia Civil comenzó a retener los juegos. Hasta el momento, se han inmovilizado 1.240 en Gran Canaria y siete en Lanzarote. En Fuerteventura, en cambio, los agentes del Seprona no han detectado la venta de esta especie en ningún comercio si bien la investigación sigue en proceso. Ayer, durante la explicación de la denomina operación Triops en rueda de prensa, los agentes Eduardo Cabaleiro, portavoz de la Guardia Civil, y el sargento Andrés Gil, miembro del Seprona, expusieron que ya se han vendido algunas unidades de este juego, cuyo precio oscila entre los 20 y los 30 euros. Por ello, advirtieron a los compradores que quienes liberen una especie exótica invasora en el país comete un delito contra la protección de la fauna, flora y los animales domésticos, por lo que podrían enfrentarse a penas de prisión de entre cuatro meses a dos años o multas de ocho a veinticuatro meses.

Si se comprueba que los triops son europeos y no americanos, la mercancía retenida se devolverá de forma inmediata al mercado. Esta especie que el Ministerio detectó que se comercializaba en España, principalmente para su cría en acuarios, no ha ocasionada hasta ahora estragos ecológicos en el país. No obstante, el sargento Gil sí apuntó que en EEUU ha producido graves problemas en los cultivos de arroz. "Devora todo lo que sea de igual o menor tamaño", subrayó.

Es la primera vez que tiene lugar una actuación de este tipo en Las Palmas. No obstante, en Gran Canaria ya se han introducido otras especies invasoras como la culebra real de California o escorpiones de diferentes tipo. Tanto Cabaleiro como Gil remarcaron ayer que el crustáceo, con apariencia de cangrejo de cacerola, no implica ningún tipo de problema para la salud pública, pero sí puede alterar el ciclo natural del ecosistema canario al tratarse de una especie que se propaga con facilidad, por lo que puede llegar a convertirse en una plaga.

 

Fuente: modificado de Información.

 


 
Boletín Novedades Ambientales

Colaboramos con: