Noticias de Medioambiente.

Compartir en Facebook Compartir en Lindkedin twittear Más...
motorymamb

El inicio de las ventas a escala mundial de Prius plug-in hybrid llega tras un extenso proyecto de leasing de vehículos eléctricos híbridos enchufables (PHEV, Plug-in Hybrid Electric Vehicle) que se ha llevado a cabo en todo el mundo en los cinco últimos años. El proyecto europeo de arrendamiento limitado de Prius plug-in hybrid empezó en Estrasburgo (Francia), a finales de abril de 2010, con una demostración a gran escala durante tres años sobre movilidad sostenible, con la participación de 33 colaboradores, 70 vehículos híbridos enchufables, 112 estaciones de recarga y 145 puntos de carga.

Se analizaron rigurosamente todos los vehículos, así como los perfiles de recarga y conducción. Toyota equipó todos los híbridos enchufables con dispositivos de control, y un tercio de ellos con registradores de datos que medían con precisión el rendimiento de los vehículos y los perfiles de conducción.

La compañía eléctrica francesa EDF y Toyota llevaron a cabo encuestas entre los conductores. Por otra parte, EDF y su filial, SODETREL, supervisaron las estaciones de recarga, revisando y manteniendo tanto las públicas como las privadas.

Al término de los tres años del periodo de pruebas, en abril de 2013, los Toyota Prius plug-in hybrid habían recorrido en total más de 4 millones de kilómetros, con un promedio registrado anual de más a 19.000 kilómetros.

Con una frecuencia media de recarga de 1,1 veces al día durante un promedio de 75 minutos, los conductores pasaban un tercio del tiempo al volante en modo solo eléctrico (EV), con una reducción del 46 % del consumo de combustible con respecto a los vehículos convencionales.

La recarga se convirtió rápidamente en un acto reflejo, y los conductores recargaban sobre todo en el trabajo (60 %) y en el domicilio (37%). Unos dispositivos integrados en los recargadores retrasaban automáticamente la recarga hasta la noche, para disfrutar de tarifas eléctricas especiales y reducir los costes.

EDF desarrolló un sitio web específico para mostrar los costes del consumo eléctrico, y confirmó un coste promedio de recarga de solo 0,30 euros, impuestos incluidos. Al conocer el coste de una recarga, los conductores recargaban con más regularidad y facilidad.

El estudio desveló que los híbridos enchufables que se recargaban más a menudo funcionaban una mayor proporción del tiempo en modo eléctrico y consumían menos combustible. En comparación con un vehículo con motor de gasolina equivalente, la reducción del consumo de combustible de un híbrido enchufable registrada durante la demostración fue de:

  • alrededor de un 69 % para los conductores que recargaban 1,6 veces al día y conducían en modo EV el 60 % del tiempo
  • alrededor de un 52 % para los que recargaban una vez al día y conducían en modo EV el 23 % del tiempo
  • y alrededor de un 33 % para los conductores que apenas recargaban (una vez cada cinco días) y casi siempre conducían en modo híbrido

El coste de mantenimiento por kilómetro de un híbrido enchufable disminuía cuanto más a menudo se recargaba. En comparación con un vehículo con motor de gasolina de rendimiento similar y un kilometraje anual medio de unos 20.000 km, durante la demostración:

  • los conductores que recargaban 1,6 veces al día ahorraron hasta 1.400 euros al año
  • los que recargaban una vez al día ahorraron hasta 1.200 euros al año
  • y los que recargaban una vez cada cinco días disfrutaron de un ahorro de hasta 800 euros al año

Naturalmente, cuanto más se conducía el híbrido enchufable en modo eléctrico, más se reducían las emisiones de CO2 registradas. En comparación con vehículos con motor de gasolina de tamaño similar, los vehículos híbridos enchufables consiguieron unas reducciones de CO2 de:

  • el 61 % para los conductores que recargaban 1,6 veces al día
  • el 49% para los que recargaban una vez al día
  • y el 32 % para quienes conducían casi exclusivamente en modo híbrido

Las emisiones de CO2 de un híbrido enchufable son entre un 20 y un 54 % menores que las de un vehículo diésel de prestaciones similares.

Gracias a los exhaustivos datos y las numerosas impresiones de los usuarios recogidos durante la experiencia de Estrasburgo, Toyota pudo desarrollar un Prius plug-in hybrid para producción con una mayor autonomía en modo EV, de 25 km.

Tal alcance no solo ofrece el mejor equilibrio entre kilometraje, rendimiento, huella medioambiental y peso con respecto al precio del vehículo, sino que además cubre las necesidades diarias de transporte del 80 % de los europeos.

En febrero de 2013, se habían vendido más de 36.000 unidades del Prius plug-in hybrid de 2012 en todo el mundo: un 50 % más que las ventas anuales del primer Prius en el año 2000.

Toyota sigue desarrollando el híbrido enchufable para que sea más accesible al gran público, a un precio asequible y con una recarga aún más fácil.

 

Fuente: modificado de Toyota Prensa.

 

 
Boletín Novedades Ambientales

Colaboramos con:

Pregunta y Opina

Foro para Ambientólogos y otros Profesionales del Medio Ambiente