Noticias de Medioambiente.

Compartir en Facebook Compartir en Lindkedin twittear Más...
motorymamb

El GLP, gas licuado de petróleo o autogás, es una alternativa a los carburantes tradicionales más limpia y respetuosa con el medio ambiente, características que lo han convertido en el carburante alternativo más usado en el mundo. Entre las principales ventajas encontramos el menor precio de este combustible, la reducción de las emisiones de NOx, partículas y CO2, una reducción en el ruido y un mantenimiento más económico.

Los vehículos con GLP son bifuel, es decir, están equipados con dos depósitos, uno para gasolina y otro para GLP. De esta manera se multiplica la autonomía del coche. La disponibilidad de estaciones de servicio con GLP es cada vez mayor en toda España, haciendo que el repostaje sea más fácil. En grandes áreas urbanas, como Madrid y Barcelona la cobertura es capilar. Se estima que en 2015 habrá 1.000 estaciones de servicio que ofrezcan GLP.

Conducir un vehículo GLP no entraña ninguna dificultad para el usuario. El depósito de GLP se abastece igual que cualquier vehículo, y tanto el acceso al depósito para el boquerel de la estación de servicio, como el surtidor en sí mismo, son similares a los de cualquier otro vehículo.

Un vehículo GLP ofrece a todos los usuarios, para garantizar una conducción sencilla:

  • Interruptor Gasolina / GLP como un elemento más integrado en el salpicadero.
  • Diodo brillante para informar de cuándo se está realizando una conducción con GLP.
  • El estado de llenado del depósito se indica en el mismo instrumento que el de la gasolina, dando un valor aproximado.
  • El espacio en el maletero es prácticamente el mismo que en un vehículo con rueda de repuesto de dimensiones normales.

 

Fuente: Opel.

 

 
Boletín Novedades Ambientales

Colaboramos con:

Pregunta y Opina

Foro para Ambientólogos y otros Profesionales del Medio Ambiente