Suplemento Su Dinero del diario El Mundo Número 148 / Domingo 29 de noviembre de 1998
Carreras para Encontrar un Empleo 'Verde'
La creciente demanda de profesionales especializados en el medio ambiente trae consigo una oferta formativa cada vez más completa

Por Ildefonso García

Nadie duda de la evolución experimentada por nuestra sociedad a lo largo de los últimos años, no sólo en ámbitos como el tecnológico o el industrial, sino en otros que afectan directamente al sentimiento colectivo. Este avance conlleva nuevos usos y costumbres en el mercado laboral, y con ello en la formación de los profesionales. Quizá el caso más emblemático en este sentido sea el de la educación medioambiental.

La evidencia de este fenómeno se encuentra en que, una vez superada la fase inicial de sensibilización general y aprendizaje de los fundamentos del ecologista modélico ­reciclajes de papel, de vidrio, no dejar el agua del grifo corriendo cual cataratas del Niágara, etcétera­, las empresas y las instituciones demandan profesionales para preservar el entorno natural ante malas prácticas de producción .

Entre estas nuevas profesiones podrían citarse nombres que, hace tan sólo unos años, habrían sonado a chino para la mayoría de nosotros. Pero si entonces los currículos de consultores, promotores o educadores ecológicos no tenían mucho futuro en su viaje hacia los departamentos de personal de las empresas, hoy tengan por seguro que el correspondiente jefe de recursos humanos de cada vez más compañías españolas mirará con suma atención los méritos académicos y profesionales medioambientales.

De la magnitud de esta necesidad hablan por sí solos los datos conocidos en el IV Congreso Nacional de Medio Ambiente, clausurado en Madrid el pasado viernes. Se calcula que en España trabajan actualmente unas 90.000 personas en empleos relacionados con salvaguardar el entorno. Una cifra que se incrementó en nada menos que un 17% en el transcurso de 1997, y que se prevé crecerá hasta los 200.000 puestos laborales en los próximos años.

Carencias.

Cabe destacar que entre las principales carencias detectadas, en lo que se refiere a la realización de cursos de especialización, se encuentran: la gestión de residuos, el tratamiento de aguas, la contaminación de suelos o la atmosférica.

Para dar cobertura formativa a todas estas necesidades se creaba en 1995 la licenciatura de Ciencias Ambientales. Una carrera de cuatro años que nacía con el objetivo de proporcionar a los alumnos una enseñanza adecuada en los aspectos científicos y sociales del medio ambiente. De este modo, la Universidad española ofrecía por vez primera una formación superior específica en relación al entorno natural.

En la actualidad, cerca de una decena de universidades incluye esta licenciatura en su programa. Entre ellas se encuentra la Autónoma de Barcelona, de cuyas aulas salió precisamente la primera promoción de licenciados el pasado curso. Otros centros en los que pueden cursarse estos estudios son la Autónoma de Madrid, la Universidad de Almería o la de Salamanca, entre otras.

Entre los contenidos básicos de la carrera de Ciencias Ambientales cabe destacar materias como la administración y legislación del medio ambiente, las bases de la ingeniería ambiental, la gestión y conservación de los recursos naturales, la contaminación atmosférica o la toxicología ambiental y la salud pública.

Sin embargo, y pese a su vocación de enseñanza especializada, Ciencias Ambientales no es la única carrera de la que pueden surgir estos modernos cruzados por la naturaleza.
Entre otros viveros de profesionales verdes pueden incluirse estudios como las licenciaturas de Ciencias del Mar, Ciencias y Tecnología de los Alimentos o la tradicional de Biología.

Dentro de ese grupo figuran igualmente en posición destacada algunas ingenierías, como las de agrónomos o montes. Por citar dos de las que guardan más estrecha relación con este tema.

La Politécnica de Cataluña.

En este sentido, una de las instituciones pioneras, y que mayores esfuerzos dedica a la formación de profesionales de la naturaleza, es la Universidad Politécnica de Cataluña, a través de la Institución de Estudios Medioambientales. En la actualidad, este centro se encuentra a punto de cerrar el período de inscripción de su curso de Consultoría Medioambiental. Un programa impartido a distancia.

De la envergadura de esta iniciativa da cuenta la cifra de más de 800 alumnos, sumando los inscritos en las dos convocatorias, que en breve se convertirán en consultores medioambientales.

La duración de este curso alcanza las 500 horas lectivas. Si bien su equivalencia en meses varía en función del tiempo semanal que pueda dedicarle cada estudiante. La media suele rondar los nueve meses, y su coste se reduce a la mitad de cualquier curso presencial.

Fuera del ámbito universitario hay igualmente un gran número de alternativas. En este contexto no podíamos dejar de citar la oferta que plantea la nueva Formación Profesional, dentro de cuya propuesta se encuentran enseñanzas tales como la viticultura, la quesería y mantequería o todos los cursos recogidos en el programa de la Escuela Central de Capacitación Agraria, dependiente del Ministerio de Agricultura.

Otras propuestas.

Al margen de la enseñanza oficial, existen también iniciativas de programas formativos, así como becas para cursarlos, promocionadas por instituciones locales, empresas y entidades bancarias.

Dentro de éstas resulta particularmente atractivo el plan puesto en marcha la pasada primavera por el Ayuntamiento de Barcelona a través de la empresa municipal Barcelona Activa, dedicada a la promoción del empleo y las iniciativas empresariales.

En este marco se creó el proyecto de promoción de 23 nuevos perfiles profesionales, con presencia en cinco ámbitos distintos de actividad económica para desarrollar 12 yacimientos de empleo participando en 30 proyectos ciudadanos.

Como no podía ser de otro modo, entre estos empleos figuraba un buen número de ocupaciones de las llamadas verdes, con una connotación sin duda muy diferente a la que podríamos haber interpretado hace sólo una década. Entre éstas, el programa del ayuntamiento barcelonés incluía profesiones como las de promotor y educador medioambiental.

&laqno;Sí, todo eso está muy bien», pensará usted, &laqno;pero, ¿cuál es la misión concreta de estos profesionales?», se preguntará.

Pues bien, un promotor del medio ambiente es aquél que informa y sensibiliza a la ciudadanía respecto de asuntos como la recogida selectiva de residuos o de su reutilización. Para entendernos, es una especie de profesor y consejero ecológico de los vecinos.

Otros oficios promocionados por esta iniciativa, dentro de la cual trabaja un total de 380 personas, son los de agentes de conservación forestal o guías de observación de especies en extinción.

Sin abandonar el ámbito local y municipal, cabe referir la existencia de un organismo internacional dirigido a la formación y coordinación de actividades medioambientales. Se trata del Consejo Internacional de Iniciativas Ambientales Locales (ICLEI, por sus siglas en inglés), una entidad fundada por diversos entes locales preocupados por el entorno natural. Actualmente, el ICLEI cuenta con más de 280 municipios miembros en todo el mundo. Dentro de este organismo se encuadra el Centro Internacional de Formación (ITC, por sus siglas en inglés) del ICLEI, cuyos destinatarios principales son los municipios y sus asociaciones. Así, programas como los de capacitación, seminarios medioambientales o intercambios entre los técnicos de los distintos municipios contribuyen a que la lucha por la defensa de la naturaleza extienda su trinchera.

Las empresas.

En el ámbito de las propias empresas, como ya se ha indicado, quizá las principales interesadas en la formación medioambiental de su personal, pueden citarse ejemplos como el de la compañía Iberdrola, que dentro del marco de su programa de gestión y mejora incluyó el pasado año desde cursos prácticos con duración de una hora hasta estudios de posgrado de unas 300 horas. Entre sus programas más relevantes de 1997 se incluyeron algunos como los dedicados a la política medioambiental de producción en la centrales térmicas, con 234 alumnos; el de autoprotección y plan de emergencia medioambiental, con 95; o el de gestión de vertidos, la auditoría o gestión medioambiental o de residuos, con un total de 272 participantes.

Igualmente reseñables son los programas que imparte en este sentido la Asociación Española de Normalización y Certificación (AENOR). Entre sus seminarios están los de sistemas de gestión medioambiental, de formación de autoditores de gestión medioambiental o el de legislación.

El precio de los seminarios de sistemas de gestión y de legislación, con una duración de tres días, es de 140.000 pesetas ­115.000 para los miembros de esta institución­. El programa de auditores, con una extensión de cinco días, cuesta 305.000 pesetas ­290.000 para socios­.

Pero no todo es formación a escala profesional. También la enseñanza a nivel escolar cuenta en este caso con una dedicación cada vez mayor por parte de las más diversas instituciones. Así, y en lo que respecta a entidades bancarias, cabe citar a modo de ejemplo el caso de Caja Madrid, que, entre otras actividades, concede anualmente numerosas becas y ayudas para proyectos de investigación sobre técnicas de protección del medio ambiente. Cuenta, igualmente, con sus llamados Centros de Educación Ambiental, lugares en los que se pretende despertar en los escolares el interés y el conocimiento de la naturaleza.

Entre estas aulas ambientales destacan el Centro de la Interpretación del Agua de las Tablas de Daimiel, en Ciudad Real, y el de Educación Medioambiental Dehesa Boyal, en Madrid.

En cualquier caso, no espere recibir un aluvión de ofertas de trabajo por cada currículo que ponga en circulación.



--------------------------------------------------------------------------------
Apoyo a las Pequeñas y Medianas Empresas

Hace poco más de un año, concretamente en septiembre de 1997, la Fundación Entorno ponía en marcha la Iniciativa Entorno-Pyme, un proyecto destinado a favorecer la buena gestión medioambiental de las pequeñas y medianas empresas (pymes). Un sector en el que el desarrollo de este tipo de criterios, y a diferencia de las grandes compañías, permanece aún 'en mantillas' con el consiguiente perjuicio no sólo ambiental, sino económico para las propias compañías.

El éxito obtenido por este programa formativo, de carácter gratuito y que cuenta con el apoyo del Ministerio de Industria y Energía y con la colaboración del Consejo Superior de Cámaras de Comercio y del Fondo Social Europeo, puede calificarse de inmediato, ya que hasta el momento se benefician de él cerca de 400 pymes españolas, incluidas en las tres convocatorias realizadas hasta la fecha.

A esta iniciativa pueden acogerse todas aquellas empresas industriales cuyo tamaño no supere los 250 trabajadores y/o los 6.600 millones de pesetas de facturación anual, y está destinada principalmente a los empresarios y directivos de las compañías.

El proyecto se desarrolla a lo largo de tres fases.

La primera de éstas es la adhesión y compromiso empresarial. En este punto las compañías se suman al plan a través de la confección de un proyecto medioambiental propio y designan a los responsables de la empresa que llevarán a cabo la formación.

La fase siguiente es la del proceso formativo teórico, impartida dentro del nivel directivo como del técnico.

Este se realiza a distancia y mediante grupos de trabajo, con posibilidad de consulta.

Por último, y una vez completado el ciclo teórico, la Fundación Entorno facilita a cada empresa la ayuda de un consultor cualificado en la elaboración de los documentos necesarios para la ejecución del sistema (política medioambiental, manuales de procedimiento, sistemas de control, seguimiento de registros medioambientales, etcétera).

Será a partir de ese momento cuando la empresa disponga de las herramientas necesarias para la implantación eficaz de un sistema de gestión ambiental certificable según los reglamentos de la Unión Europea.



--------------------------------------------------------------------------------
ALGUNOS NUEVOS PERFILES PROFESIONALES 'VERDES'

* Auditor ambiental y energético

* Elaboración de estudios de impacto ambiental

* Evaluación de riesgos en el medio ambiente laboral

* Diseñador de sistemas de gestión medioambiental en las empresas

* Control y medición de contaminantes ­aguas, atmósferas, suelos­

* Consultor medioambiental

* Promotor medioambiental

* Guía de observación de especies protegidas

* Diseñador de programas de educación ambiental

* Analizador de costes medioambientales

* Monitor-guía de ecoturismo

LAS CIFRAS 'CANTAN'

Número de personas que trabajan en España en empleos relacionados con el medio ambiente: 90.000

Incremento de esta cifra en 1997: 17%

Previsión para los próximos años: 200.000

Fuente: IV Congreso Nacional de Medio Ambiente