cat monografia

La Memoria 2017 de la Unidad de Medio Ambiente y Urbanismo de la Fiscalía General del Estado detalla las actividades e iniciativas desarrolladas por la Unidad de Medio Ambiente y Urbanismo de la Fiscalía General del Estado a lo largo del pasado año 2017. En este artículo se analiza su participación en propuestas legislativas e intervención en la tramitación de procedimientos de naturaleza jurídico ambiental en lo referente a extracciones y excavaciones mineras, destacando la situación de riesgo y grave amenaza, tanto para el medio ambiente como para la salud de las personas, que suponen las minas abandonadas.

Memoria fiscalia medio ambiente 2017

Esta Institución, desde hace años, lleva pidiendo un mayor control de estas explotaciones a las empresas como a la administración para evitar precisamente esas situaciones de abandono de instalaciones, y en este sentido la Fiscalía de Teruel procedió a incoar diligencias informativas sobre minas abandonadas, y sus posibles implicaciones ambientales; actualmente dos de ellas de arcilla a cielo descubierto en término de Castellote y que han dado lugar a unas Diligencias Previas en tramitación en el Juzgado de Instrucción 1 de Alcañiz.

Zamora destaca las diligencias incoadas a raíz de la denuncia de la Asociación Tierra Sostenible por los denominados “experimentos sísmicos con explosivos”, en los municipios de Toro y Benavente. La Delegación Territorial de la Junta de Castilla León, a petición de la Fiscalía, informó que se habían presentado, “Proyectos de “Voladura especial para la ejecución de la fuente emisora del experimento de sísmica de reflexión de la península ibérica en Villanueva de Azoaque, (Benavente) y en Villabuena del Puente, (Toro), no siendo autorizados, al emitirse informe negativo del Servicio Territorial de Industria. La Asociación denunciante, tenía pleno acceso y conocimiento de los expedientes administrativos. En las Diligencias, se dictó Decreto de archivo de fecha 13 septiembre 2017.

La Memoria de Navarra reporta la denuncia presentada en 2017 ante los Juzgados de Instrucción de Pamplona contra una empresa que ha explotado durante largos años el yacimiento de ofita situado en la cantera de Lete. En las proximidades de dicha cantera se encuentra el Monasterio de Yarte, iglesia románica de los siglos XI – XII, declarada Bien de Interés Cultural por Decreto Foral 89/2002 de 29 de abril. El Monasterio de Yarte sufrió inundaciones en el mes de enero de 2017; la causa de dichas inundaciones fueron los depósitos de materiales que la empresa Canteras Oskia S.L. (formando una escombrera) realizó sobre una pieza de cultivo agrícola situada en la margen derecha del arroyo Basalde, que quedó sepultada por los vertidos de dicha cantera y ha producido una desviación del arroyo, que con las crecidas por las lluvias de enero se desbordó por la pieza situada en su margen izquierda y el agua se precipitó en cascada sobre la puerta principal del Monasterio, causando importantes daños.

 

Lee el texto completo correspondiente a la sección de Extracciones y Excavaciones Mineras en la Memoria 2017 de la Unidad de Medio Ambiente y Urbanismo, páginas 70 y 71.

 

 
Boletín Novedades Ambientales