cat noticias

La Cumbre sobre Clima de las Naciones Unidas (COP19) terminó el pasado sábado en Varsovia (Polonia) con la firma de un acuerdo de última hora en el que las naciones "contribuirán" --y no "se comprometerán", como apuntó el discutido primer borrador-- a la firma de un nuevo pacto contra el cambio climático, a partir de la financiación de proyectos para la reducción de emisión de gases. Esta enmienda en el lenguaje, introducida a petición de las naciones no desarrolladas, deja por lo menos la puerta abierta a la firma en 2015 de un acuerdo aprovechando la próxima reunión, que tendrá lugar en París, y por el que se establecería un límite definido para las emisiones de gas de efecto invernadero. De aprobarse el futuro acuerdo, entraría en vigor en 2020.

El acuerdo pone fin a las trabas que durante horas han obstaculizado las negociaciones entre países ricos y pobres a la hora de compartir los problemas que comporta la limitación de las emisiones de gases de efecto invernadero. El Protocolo de Kioto solo afectaba a los países más desarrollados, motivo por el que Estados Unidos se negó a aceptarlo al argumentar que las economías de rápido crecimiento, como China e India, también debían comprometerse a ello.

La experta del Instituto de Recursos Mundiales Jennifer Morgan considera que "los negociadores de Varsovia han alcanzado justo a tiempo los mínimos necesarios para mantener vivo el proceso", pero Estados Unidos no ha abandonado la cumbre sin mostrar cierto desencanto con los resultados.

"Es como retroceder en el tiempo", declaró el enviado especial Todd Stern, quien reiteró que cualquier acuerdo que se firme en 2015 deberá ser "aplicable a todos los países" y acusó a las naciones en vías de desarrollo de insistir en acuerdos previos que las eximen de responsabilidad.

La cumbre ha quedado ensombrecida por el abandono protagonizado por las ONG, entre ellas WWF. "Los negociadores en Varsovia han sido incapaces de encaminarnos hacia un futuro mejor", apuntó Samantha Smith, líder de la Iniciativa Global de Clima y Energía. "Algunos gobiernos no han estado a la altura de dar una respuesta adecuada, en especial en los temas que afectan a las personas más vulnerables", añadió.

"La falta de urgencia mostrada por los gobiernos en este proceso es escandalosa. Por eso, las ONG abandonamos esta cumbre sobre el clima esta semana", reiteró la organización.

"Los negociadores en Varsovia deberían haber aprovechado esta reunión para dar un paso definitivo hacia la acción global sobre cambio climático. Esto no sucedió y pone en riesgo las negociaciones para alcanzar un acuerdo global sobre clima en 2015 en París", según WWF, que espera mejores resultados para la Cumbre de Lima el año próximo.

Los principales puntos acordados han sido:

Mecanismo Internacional de Varsovia. Este mecanismo prevé el suministro de asesoramiento y ayudas a los países en vías de desarrollo para afrontar los daños derivados del cambio climático. El funcionamiento concreto de este mecanismo se revisará en 2016.

Compromiso de reducción de objetivos. Los firmantes se comprometen a anunciar aportaciones a la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero más allá de 2020 con anticipación a la cumbre de París, prevista para diciembre de 2015.

Deforestación. Los países participantes aportarán miles de millones de euros para combatir la deforestación al Fondo Climático Verde y se crearán agencias gubernamentales en cada país para gestionar estos esfuerzos.

Mecanismo de Desarrollo Limpio. Los países firmantes se comprometen a impulsar este mecanismo ya preexistente cuya función es que cuando los gobiernos no se hayan comprometido a objetivos de reducción de emisiones puedan emplear sus cuotas de emisión, aunque no se fija ninguna vía para establecer el precio de venta de estas cuotas.

 

Fuente

 

 
Boletín Novedades Ambientales

Colaboramos con: