cat noticias

Ocho millones de toneladas de plástico terminan cada año en los océanos, la mayor parte procedente de su uso en los envases. Este material se descompone en piezas más pequeñas que generan graves problemas a la fauna marina. La industria cervecera, aunque utiliza principalmente vidrio y aluminio en sus envases, se ha puesto manos a la obra para reducir los plásticos de sus embalajes. Damm, Carlsberg, Corona, Guinness, Heineken y Mahou San Miguel ya trabajan para sustituir las anillas plásticas que enlazan los packs de las latas.

sustitucion cervezas anillas plastico envases

Damm, por ejemplo, ha anunciado que, dentro de su plan estratégico hasta 2021, que refuerza su compromiso con la sostenibilidad, trabaja para suprimir estas anillas. El formato ya se está probando en Estrella Damm, en colaboración con la empresa Alzamora. Las reemplaza por un embalaje de cartón 100% biodegradable, fabricado íntegramente con fibras naturales procedentes de bosques gestionados de forma sostenible. Si logra el resultado esperado, Damm aplicará este sistema a toda la producción de latas de sus marcas, suprimiendo así las anillas. Esto supone cerca de 89 millones de unidades de anillas o más de 260 toneladas de plástico.

Diageo, por su parte, ha puesto en marcha un nuevo plan para que no haya plástico en los envases de sus marcas de cerveza, entre ellas, Guinness. El cartón reciclable y biodegradable reemplazará a la envoltura plástica y a las anillas de los packs, reduciendo en más de 400 toneladas al año el uso de este material. La planta de Guinness en Irlanda del Norte será la primera en producir con esta metodología. Los envases se venderán desde este verano en Irlanda y, en el resto de mercados, en 2020.

Problema ambiental

Conscientes de que el plástico es uno de los problemas medioambientales que más preocupa, otros grupos del sector avanzan en quitar estas anillas. Carlsberg presentó en septiembre un sistema que sustituía estos aros de los packs por un adhesivo reciclable. Gracias a una tecnología pionera, es lo suficientemente fuerte para unir hasta ocho latas sin que se suelten, pero no para dificultar su separación, al tiempo que puede resistir diferentes temperaturas durante su transporte y conservación. Hasta llegar a este pegamento, que se recicla junto con la lata, el grupo danés probó 4.000 versiones diferentes. Carlsberg ha lanzado este nuevo packaging en Reino Unido, Noruega y Dinamarca, para trasladarlo después al resto de países.

Corona, del grupo mexicano Modelo (Anheuser-Busch InBev), comenzó en noviembre a distribuir, en mercados seleccionados, los primeros packs de cervezas sin anillas de plástico, tras realizar distintas pruebas desde comienzos del año pasado. La cervecera decidió dar un paso más en su alianza con la organización Parley for the Oceans y buscar soluciones a las anillas. Así, las está reemplazando por un empaquetado elaborado a partir de fibras biodegradables procedentes de plantas y materiales compostables. A diferencia del plástico, este material se degrada en materia orgánica no perjudicial para la fauna.

Sigue los pasos de la empresa Saltwater Brewery, una cervecera artesanal de Miami, impulsada por amantes del mar, pescadores y surfistas. En 2016 desarrolló un empaquetado biodegradable y compostable, hecho a partir de restos de cebada y trigo sobrantes del proceso de producción de la propia cerveza y comestible para los animales.

Desarrollo

Heineken también está desarrollando una estrategia específica para los plásticos, apostando por la economía circular con su reutilización como materia prima y bioplásticos derivados de fuentes de biomasa renovables. Además, cada país investiga soluciones en esta área. Actualmente, la dueña de Cruzcampo y El Águila trabaja en España en distintas soluciones técnicas, dando prioridad a la eliminación de las anillas de plástico en los formatos no retornables, especialmente las latas, donde se concentra el mayor uso de este residuo.

Mahou San Miguel también está desarrollando iniciativas para hacer más sostenibles el packaging de sus distintas marcas, con proyectos para identificar alternativas a las anillas de plástico, al tiempo que evalúa su viabilidad con distintos proveedores. De momento, su cerveza Alhambra Especial ha sustituido el retráctil de plástico por cartón de bosques sostenibles en las agrupaciones de 12 latas y en un porcentaje relevante de las de 24 unidades, un paso que, en el caso de este último formato, permite eliminar las anillas de plástico.

 

Fuente: texto e imagen de Expansión

 

 
boletin sobre

Colaboramos con: