cat noticias

Generación Agro, los premios a la innovación agraria que otorga Castilla-La Mancha Media y BBVA, ha dado a conocer los 15 finalistas de la presente edición. Entre ellos se encuentra el proyecto de la titulada en Ciencias Ambientales Jennifer Pareja Carrera, que versa sobre el suministro al ganado de suplementos minerales que consigan reducir la absorción del plomo una vez ha sido ingerido.

ambientologa Jennifer Pareja Generacion Agro

Jennifer Pareja. Imagen de eldiario.es

 

Jennifer estudió Ciencias Ambientales, realizó un Máster en Investigación Básica y Aplicada en Recursos Cinegéticos en Ciudad Real y actualmente está realizando su tesis doctoral, aunque sigue vinculada laboralmente a la ganadería familiar. Para entender su proyecto, por el que han votado cerca de 500 personas primero hay que conocer el espacio donde está situada su explotación ganadera, para descubrir el origen del problema. 

El Valle de Alcudia y Sierra Madrona, ubicados al sur de la provincia de Ciudad Real, constituyen uno de los espacios naturales más destacados de Castilla-La Mancha y de la Península Ibérica por su riqueza biológica y cultural. Pero este territorio destaca además por presentar abundantes yacimientos minerales muy ricos en metales pesados como el plomo.

“Este antiguo distrito minero fue intensamente explotado durante siglos, llegando a convertirse en el principal productor de plomo de España durante los siglos XIX y principios del XX”

Jennifer Pareja

Sin embargo, la ausencia de leyes y planes de restauración en materia de minas en aquellos tiempos supusieron que, cuando el interés por su aprovechamiento desapareció a finales del siglo XX, las concesiones mineras existentes fuesen abandonadas sin ser sometidas a ningún plan de recuperación. En consecuencia, un total de 484 viejas minas abandonadas, con sus residuos correspondientes (escombreras, balsas de lodos y otras estructuras), se encuentran repartidas en la actualidad en un territorio de unos 2.500 kilómetros cuadrados.

A lo largo de los últimos diez años, diversos grupos de investigación de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) han desarrollado estudios que han demostrado la presencia de altos niveles de contaminación por plomo en el área de influencia de los restos mineros abandonados en el Valle de Alcudia y Sierra Madrona. Estos estudios también han puesto de manifiesto que tanto el ganado que se cría cerca de estos restos mineros como la fauna cinegética (ciervos y jabalíes) de la zona están expuestos a altos niveles de contaminación, ocurriendo casos de intoxicación. Los resultados obtenidos revelan la necesidad de identificar estrategias y medidas de gestión que sirvan para reducir o eliminar el problema.

“La idea surgió porque mi familia es ganadera en esta zona y al mismo tiempo estoy haciendo la tesis doctoral en un centro de investigación asociado a la UCLM y a mi me encanta el tema de ganadería y pensamos en hacer algo relacionado con ello. Además el grupo al que me incorporé lleva varios años estudiando lo que es la intoxicación que existe en esta zona”

La ambientóloga Jennifer Pareja señala que su finca ganadera es una de las afectadas
por este problema, lo que le impulsó a tomar la iniciativa en buscar una solución

El método más fácil para resolver este problema, explica Jennifer, sería la eliminación de los residuos contaminados por metales pesados que quedaron o la restauración de la zona, “pero es un paraje muy amplio imposible de restaurar, además esto correspondería a la Junta pero hasta ahora mira para otro lado”. Ante esto la alternativa más “eficaz, rentable y sencilla” sería suministrar al ganado suplementos minerales que disminuyan la ingestión de suelo cuando buscan elementos esenciales y que reduzcan la absorción del plomo una vez ha sido ingerido.

ambientologa Jennifer Pareja contaminacion plomo ganado

Una vaca en el Valle de Alcudia y Sierra Madrona junto a residuos mineros abandonados. Imagen de eldiario.es

“Estos bloques minerales son muy utilizamos en ganaderías para mejorar la calidad del animal y además ciertos elementos presentes en estos suplementos como el calcio, el fósforo o el magnesio reducen la biodisponibilidad del plomo o compiten con él en su absorción intestinal, facilitando su expulsión del organismo a través de las heces”, asegura Jennifer.

“La idea es que una vez que seleccionemos uno de los bloques lo llevemos al campo, se lo proporcionemos a los animales y luego podamos analizar su sangre para ver si sus niveles de plomo en sangre disminuyen o no”

La suplementación mineral es una práctica habitual en ganadería, ya que permite complementar el valor nutricional de la dieta de los animales que se crían en extensivo. Sin embargo, se desconoce el efecto real que los muchos suplementos comerciales disponibles en el mercado pueden tener sobre la exposición al plomo y la salud global de los animales.

Desde el punto de vista ganadero, este hecho tiene una enorme relevancia social, económica y sanitaria, ya que la ganadería es el principal aprovechamiento económico en el Valle de Alcudia y Sierra Madrona. “La zona cuenta con más de 500 explotaciones ganaderas dedicadas fundamentalmente a la cría de ganado en régimen extensivo y de aptitud cárnica, en las que predomina el ganado ovino y el vacuno con unas 136.000 y 15.000 cabezas, respectivamente”.

Al criarse en extensivo, el ganado residente se alimenta principalmente de pastos naturales y abreva en los cursos de agua del entorno, quedando potencialmente expuesto al plomo que, desde las zonas donde está más concentrado (las escombreras abandonadas), se extiende por plantas, suelos y agua empujado por el viento y las lluvias. La exposición a este metal tóxico provoca en los animales una serie de efectos en su salud.

Por ello, la ambientóloga Jennifer Pareja decidió presentarse a la segunda edición de Generación Agro para poder invertir en el desarrollo de un estudio de I+D, en colaboración con la UCLM, destinado a evaluar la eficacia de esta estrategia de gestión para reducir los problemas derivados de la contaminación minera sobre la ganadería. “Nuestro proyecto se desarrollaría en dos fases. La primera consistiría en identificar el suplemento mineral comercial más eficaz para reducir la biodisponibilidad del plomo en el sistema digestivo de los rumiantes. Con el resultado de esta fase se acometería la segunda, que consistiría en suministrar el suplemento mineral seleccionado en la fase anterior a nuestra propia cabaña ganadera en condiciones reales de campo”.

Para ello, un lote de ovejas será divido aleatoriamente en dos grupos, cada uno de los cuales será introducido en una parcela con concentraciones similares de plomo en suelo y plantas del entorno. Las ovejas de una de las parcelas serán usadas como control, ya que no contarán con el suplemento mineral, mientras que las ovejas de la otra parcela serán tratadas con el suplemento mineral identificado como el más eficaz y efectivo en la fase primera. La toma de muestras de sangre en ambos grupos antes de comenzar el estudio, tras 20 y tras 40 días de tratamiento y el análisis de los niveles de Plomo y diversos biomarcadores de efectos tóxicos en estas muestras permitirá determinar la idoneidad de la propuesta.

“Sería esperable que la aplicación de este suplemento mineral en las ovejas provocara una reducción progresiva de los niveles de plomo en sangre en comparación con las ovejas no tratadas, cuyos niveles de plomo en sangre incrementarían o se mantendrían constantes. Igualmente, sería esperable que los biomarcadores de efectos sobre la salud mejoraran notoriamente en las ovejas tratadas con el suplemento mineral en comparación con las no tratadas. Si este estudio arroja los resultados esperados, nuestra ganadería, y otras muchas en el Valle de Alcudia y Sierra Madrona, dispondrán de una herramienta sencilla, económica y eficaz con la que mejorar el bienestar de nuestro ganado y el rendimiento de nuestras explotaciones".

Jennifer Pareja explica su investigación

Desde que se dio a conocer el proyecto ha notado el interés de la gente de la zona por conocer más sobre el mismo, además del apoyo de familiares o amigos. “El objetivo es seguir intentando buscar financiación para poder seguir estudiando el tema y poder conseguir un bloque mineral eficaz que consiga reducir la exposición al plomo del ganado”, concluye Jennifer Pareja que ha valorado de forma positiva su participación en esta edición de Generación Agro aunque confía en que todavía más gente se interese por el proyecto.

 

Fuente: eldiario.es

 

 
Boletín Novedades Ambientales

Colaboramos con: