El ambientólogo Jorge García Girón ha sido galardonado con un Premio Extraordinario fin de carrera de la Universidad de León por las 43 matrículas de honor obtenidas en su Grado en Ciencias Ambientales. Desde segundo de carrera, García Girón ha colaborado en investigaciones desarrolladas por el Grupo de Investigación Limnología y Biotecnología Ambiental de la Universidad de León. Lo tiene claro: quiere ser investigador.

«En los últimos años, he centrado mi línea de investigación en la reconstrucción de las comunidades de macrófitos (plantas acuáticas) y cladóceros utilizando colecciones fósiles del sedimento superficial en lagunas mediterráneas», comenta este joven investigador de 23 años. Su investigación, bajo la tutela de las doctoras Margarita y Camino Fernández Aláez, están publicados en revistas científicas internacionales de alto impacto.

"Hemos podido demostrar que los cambios sufridos por los organismos acuáticos de lagunas de nuestras latitudes pueden determinarse fehacientemente utilizando los restos biológicos que se acumulan en el sedimento de sus cubetas. De hecho, las conclusiones de nuestras investigaciones pueden ser importantes para establecer estrategias de gestión y conservación de estos ecosistemas tan sensibles a los cambios inducidos por el hombre, ya que los estudios limnológicos centrados en lagunas someras son escasos en nuestro país y no disponemos de mucha información de cómo estos ecosistemas han ido cambiando y evolucionado a lo largo del tiempo. En conjunto, utilizar el sedimento como un método indirecto y fiable para conocer la evolución histórica de las comunidades biológicas de las lagunas nos puede proporcionar a los ecólogos muchas pistas de cómo estos ecosistemas pueden llegar a responder a las presiones asociadas a un escenario de cambio global". 

Jorge García Girón explica su investigación.

Tesis Doctoral

Ahora, está inmerso en otro proyecto para analizare la gestión y conservación de lagunas agroganaderas de la Comunidad aplicando la teoría de metacomunidades.

"En mi tesis doctoral, aplicaremos marcadores moleculares y modelos matemáticos para estudiar el papel de los procesos dispersivos y la heterogeneidad ambiental como determinantes de la composición y estructura de las metacomunidades de plantas acuáticas que habitan las lagunas de nuestra comunidad autónoma. En el proyecto que vamos a emprender, y que dirigen el doctor Eloy Bécares Mantecón y la doctora Camino Fernández Aláez, pretendemos estudiar a través de marcadores genéticos y modelos matemáticos si la presencia de diferentes grupos de organismos, entre los que se encuentran los macrófitos, los macro invertebrados y los anfibios, en distintos subconjuntos de lagunas mediterráneas (metacomunidad), viene determinada por las características locales del hábitat o por la limitación en la dispersión asociada a cada grupo biológico".

El ambientólogo Jorge García Girón nos habla de su Tesis.

Las conclusiones de estos estudios, añade, podrían ser relevantes para establecer políticas de gestión y conservación de la biocenosis de estas lagunas tan importantes y abundantes en Castilla y León, muchas de ellas recogidas en catálogos de protección autonómicos, nacionales y europeos.

European Federation for Freshwater Sciences

Jorge García Girón es además investigador principal, en colaboración con jóvenes científicos de varias universidades españoles y extranjeras, en un proyecto de investigación a la convocatoria de la European Federation for Freshwater Sciences (EFFS) para evaluar los patrones espaciales de la diversidad biológica de las comunidades de macrófitos y sus factores de control en lagunas europeas. «La finalidad es establecer una herramienta efectiva para su gestión y conservación», apunta. Ha publicado artículos en revistas internacionales de impacto (Ecological Indicators, Hydrobiologia y Limnetica), dos como primer autor, y tiene otros en fase de revisión para ser publicados en dos revistas internacionales de impacto: Journal of Paleolimnology y Marine and Freshwater Research.

 

Jorge García Girón está haciendo su tesis doctoral y, aunque intenta «ser optimista», dice, «la lógica» le hace considerar que «muchos jóvenes seguiremos acudiendo a otros países para poder trabajar en nuestras ramas profesionales». El ambientólogo lo tiene claro: quiere ser investigador y 43 matrículas de honor le avalan.

 

Fuente e imagen: Diario de León