El pasado 22 de septiembre se celebró el Día Mundial Sin Coche, una fecha que, desde 1973, pretende promover una conciencia ecológica y fomentar el cuidado de la salud de las personas y del medioambiente.

Día Mundial Sin Coche

El tráfico rodado es el causante del 13% de las partículas contaminantes en los 28 países de la Unión Europea, según la Agencia Europea de Medio Ambiente (Aema). En ese sentido, los automóviles están detrás del 46% de las emisiones de NOx en el Viejo Continente.

Es importante recordar que el transporte por carretera no es el único factor que interviene en la calidad medioambiental. Por este motivo, para intentar reducir en el día a día las emisiones de gases de efecto invernadero y ser más sostenibles, la tecnología se alza como la gran aliada y, en concreto, el smartphone como la mejor herramienta.

La empresa de postventa de tecnología ANOVO explica la utilidad de una serie de aplicaciones que pueden ayudar a ser más eficientes con un solo clic en el teléfono móvil:

  • Carsharing: Es la gran revolución de los últimos años y la nueva forma de movilidad, especialmente en ciudades. Consiste en alquilar un coche, normalmente eléctrico, por un tiempo concreto para desplazarse de un sitio a otro. Permite entrar en prácticamente todas las calles de la ciudad y se puede aparcar en zonas de pago. Algunos ejemplos son Share Now, Free2Move, Zity...

  • Motosharing: La tendencia de alquiler por minutos también ha llegado a las motos, que se pueden reservar en Acciona, Cooltra, Moving, Movo...

  • Bike sharing: Otra posibilidad para desplazarse en ciudad son las bicicletas, cuyo alquiler es más económico que el de las otras dos modalidades y que ofrecen la opción de activar un motor eléctrico para reducir el esfuerzo. Existen algunas opciones con estaciones fijas (BiciMad es un ejemplo en Madrid) u otras que permiten dejar las ‘bicis’ en cualquier punto, como Mobike, Obike o Donkey Republic.

  • Desplazamiento laboral: Las nuevas herramientas también permiten poner en contacto a distintas personas para ir a la misma dirección de la zona de trabajo, sin necesidad de ser vecinos ni compañeros en la misma empresa. Es el caso de DedoCar, HOOP Carpool o Journify.

  • Viajes largos compartidos: Para viajes más largos, cada vez están surgiendo más apps que ponen en contacto a los usuarios con el objetivo de optimizar el desplazamiento en un solo vehículo, con lo que se reducen los gastos y las emisiones de C02. Es el caso de Bla bla car, Amovens, Amicoche...

  • Huella de carbono: Para saber cuál es el impacto ambiental de las actividades del usuario y descubrir consejos para minimizarlo según el estilo de vida de cada uno, existen aplicaciones como Capture, Carbon Footprint, JouleBug o Go Green, entre otras.

 

Contacto de prensa: Sergio Vicente 651 85 29 95

 
boletin sobre

Colaboramos con: