La ambientóloga Leire Iriarte ha hecho de la casa rural que gestiona en Grez un centro de vacaciones colaborativas de análisis para un consumo consciente para las personas interesadas en participar en el desarrollo de la plataforma ConSuma Consciencia y sus contenidos. “A través del consumo tenemos mucho poder y debemos hacer un uso consciente de ello para poder defender el mundo que queremos ver”, dice convencida Leire.

Imagen de Noticias de Navarra

Esta pamplonesa es experta en sostenibilidad y coordinadora de la plataforma ConSuma Consciencia, una guía online independiente y gratuita para ayudar a consumir conscientemente. Del 9 al 21 de julio organizó, junto a la asociación sin ánimo de lucro Transitándonos y en colaboración con la casa rural El Torreón de la Bruna de Grez, dos estancias de cinco días en las que se combinaron el trabajo voluntario con en el análisis de las características de empresas del sector de la electricidad, con excursiones a los atractivos naturales y culturales de la zona.

Leire Iriarte, licenciada en Ciencias Ambientales, puso al servicio de la idea de las vacaciones colaborativas la casa rural que gestiona junto a su hermana Elena desde hace tres años. “Detectamos la oportunidad de aprovechar el alojamiento para organizar estos encuentros y poder construir ConSuma Consciencia, fundamentada en los valores que queremos ver en el mundo, para reflexionar y ayudar a elegir con criterio propio nuestras opciones de consumo”, explica.

El método es a través de un comparador. ConSuma Consciencia desarrolla y difunde una herrramienta que permite comparar los productos ofrecidos por las entidades en diferentes ámbitos para poner en manos de usuarios y usuarias la información necesaria para un consumo consciente, con el fin de ayudarles a tomar sus decisiones.

Con este objetivo, en El Torreón de la Bruna se reunieron una decena de profesionales de distinta procedencia y disciplinas para analizar las características de las empresas, comenzando por el sector eléctrico (electricidad para usos domésticos). El resultado de su trabajo, que se publicará en otoño, se incorporará a una plataforma online desde la que se podrá valorar cómo es y cómo se puede mejorar el consumo.

Ventana abierta para fomentar la reflexión

La base de este trabajo está en la percepción de que existe una demanda social hacia prácticas más conscientes y sostenibles. “Cada vez hay más personas que desean consumir con valores y les resulta tremendamente complicado conocer las opciones disponibles. La sobreinformación a la que estamos expuestos y las prisas de la vida cotidiana dificultan que dispongamos de tiempo para buscar información que nos ayude en la toma de decisiones”, argumenta Leire.

Gracias a esta plataforma se aglutinará y destilará la información pública relevante de las entidades. Se trata, en este sentido, de una ventana abierta que facilita las herramientas para fomentar la reflexión, “para que no nos coman las empresas y entendamos mejor a quiénes favorecemos a través de nuestro consumo y qué tipo de sociedad fomentamos con ello”, manifiesta la ambientóloga.

Han puesto su primer foco en el análisis del sector eléctrico, y la idea es seguir con la banca, telecomunicaciones o moda. Esta herramienta permitirá comparar, bajo el prisma de la responsabilidad compartida pero diferenciada, a todo tipo de empresas del mismo sector, desde pequeñas cooperativas a grandes transnacionales. El acceso a la información será gratuito, ya que el objetivo es que el usuario final tenga un recurso que le facilite tomar decisiones más conscientes, razonadas y razonables sobre su consumo. En pocas palabras, la iniciativa combina el enfoque de un comparador de alternativas con información sistematizada y el conocimiento libre y colaborativo ofrecido por wikipedia aplicado al modus operandi de las empresas.

En su análisis tienen en cuenta factores como la política hacia el cliente, la calidad del producto o servicio, el trato a consumidores o la publicidad responsable. Además, y en relación al Gobierno, la corrupción, sistemas de gestión y transparencia, la gestión económica, el beneficio o la acción social.

En cuanto a la comunidad, el comparador de sostenibilidad va a ofrecer datos sobre política laboral, horquilla salarial, derechos humanos e impacto cultural. Y en relación al medio ambiente, la política y el impacto ambiental, así como el uso de recursos. “Además, tendremos en cuenta las problemáticas de cada sector, como la comercialización de energía renovable en el sector de la energía o las inversiones socialmente responsables para la banca”, añaden. Esta información la presentarán en infografías, y los usuarios podrán elegir el sector y los indicadores de su interés.

Desde lo local a lo global, en el pequeño pueblo del Prepirineo se ha reunido este grupo con un mismo compromiso social: impulsar la plataforma para ayudar a la reflexión y provocar reacciones. “Las personas somos el motor del cambio, que pasa por un proceso de transformación personal hacia una sociedad más humanista”, subraya Leire.

 

Fuente: modificado de Noticias de Navarra.