noticias_medioambiente

La Fundación Focus-Abengoa clausuró el pasado viernes la Escuela de la Transición Energética y el Cambio Climático, que reunió durante tres jornadas a relevantes economistas, científicos y ambientólogos en el Hospital de los Venerables de Sevilla, sede de la Fundación. Durante tres días, economistas y expertos han profundizado sobre el tema central de esta edición y han debatido el proceso de transición energética en el contexto del cambio climático.

Un total de nueve conferencias han permitido profundizar en el proceso de la transición energética en Europa: mientras que la crisis ha desplazado el cambio climático de la agenda política, el último informe del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático de la ONU (IPCC) sigue alertando a día de hoy sobre gravedad de la situación medioambiental. Las políticas de renovables, la polémica en torno al "shale gas", la regulación del mercado de electricidad español y el impacto de la crisis de Ucrania en la situación energética de Europa han sido algunas de las cuestiones que se han analizado en este curso. De esta manera, una decena de expertos en economía y energía han analizado los aspectos legales, técnicos, políticos y económicos presentes en la lucha global contra el cambio climático, extrayendo una serie de conclusiones y llamando a la acción.

 

"Las emisiones se encuentran al límite"

En la primera jornada, Lord Nicholas Stern, presidente del Instituto de Investigación Grantham sobre Cambio Climático y Medio Ambiente y ex director Económico del Banco Mundial, hizo una revisión de su reconocido informe Informe Stern sobre la economía del cambio climático. Lord Stern declaró que subestimó los riesgos del cambio climático: "las emisiones se encuentran en el límite o por encima de las proyecciones que se hicieron e, incluso, algunas de las predicciones se han anticipado, como el deshielo del ártico, o la acidificación de los océanos. De hecho, los niveles de CO2 han aumentado de 280 partes por millón (ppm) en el año 1800, a 400 ppm a día de hoy, al tiempo que se ha producido un aumento en las temperaturas de 5ºC que no se ha visto en 30 millones de años". Además, Lord Stern señaló algunas de las consecuencias que podría tener un aumento de las temperaturas por encima de los dos grados, como los desplazamientos masivos de población y graves problemas sociales. Algunas partes del globo, hoy muy densamente pobladas, se volverían inhabitables.

El ponente también hizo referencia a la cita de Putin: "uno o dos grados más en Moscú no sería algo negativo". Sin embargo, Andalucía se convertiría en un desierto. En este sentido, el reconocido economista hizo un llamamiento a la acción a todas las regiones del planeta y a todos los sectores económicos. "Si se desarrolla una política robusta, clara y creíble, es posible realizar la transición a una economía sostenible con bajas emisiones de carbono que dará lugar a un periodo dinámico, lleno de innovación, inversión, creatividad, oportunidades y crecimiento".

 

Transformar el sistema energético en uno bajo en carbono

Por su parte, el profesor Josep Borrell, director del Foro de la Transición Energética y el Cambio Climático, destacó la importancia de difundir y concienciar a la sociedad de la necesidad de transformar el sistema energético actual en uno bajo en carbono. En el marco de la conferencia Perspectivas de la Transición Energética en Europa, Borrell destacó la necesidad de un debate para poder llegar a conclusiones globales. En esta misma línea se expresaban Mario Ragwitz, director de la Unidad de Negocio de Energías Renovables del Institute for Systems and Innovation Research; Teresa Ribera, ex secretaria de Estado de Cambio Climático; y la doctora Laurence Toubiana, directora del Instituto del Desarrollo Sostenible y Relaciones Internacionales de Francia.

 

Compromiso para las energías renovables y acabar con la "pobreza energética"

Toubiana llamó la atención sobre el hecho de que más de ocho millones de personas en Francia tienen dificultades para pagar la electricidad y vivan en la llamada "pobreza energética". Es por ello que hizo un llamamiento para reforzar el papel en esta materia de los actores locales y regionales y buscar un "compromiso financiero, vital para las energías renovables".

 

Impulsar una transición energética de forma global

Por su parte, Teresa Ribera, ex secretaria de Estado de Cambio Climático, que señaló que "la transición energética debe abordarse de forma global. Las ideas y herramientas parciales no son suficientes". La jornada continuó con el Dr. Jacques Le Cacheux, profesor de Economía de la Universidad de Pau y des Pays de L'Adour y director del Departamento de Investigación Económica de la OFCE (Sciences Po Center for Economic Research de Francia) y la presencia del Dr. Jorge Fabra, presidente de Economistas frente a la crisis y ex director de Red Eléctrica, quien analizó la Regulación del sector eléctrico español y quien destacó que "las subastas por tecnologías podrían capturar la fuerte curva de aprendizaje que presentan las tecnologías renovables". La última jornada de la Escuela, celebrada hoy miércoles, ha dado comienzo con la intervención de Antonio Soria, jefe de Unidad de Clima, Energía y Transporte de Sevilla, quien ha hablado sobre la Perspectiva europea del nuevo paquete Clima y Energía 2030.

Posteriormente, el Prof. Dr. Jean Michel Glachant, director de la Escuela de Regulación del Instituto Universitario de Florencia (Italia) ha realizado un balance de los últimos 7 años de política europea de energía y clima y ha hecho referencia a las principales dificultades del mercado europeo al tiempo que ha señalado que "las regulaciones no han avanzado a la misma velocidad que la tecnología". Finalmente, se ha encargado de la última ponencia el profesor Servando Álvarez, catedrático del Departamento de Ingeniería Energética de la Escuela de Superior de Ingenieros de la Universidad de Sevilla.

 

Fuente: CompromisoRSE.

 

 
Boletín Novedades Ambientales

Colaboramos con: