Ryan Fontayne Díaz y Andrea Escudero Solano, estudiantes del Grado Ciencias Ambientales y organizadores del evento, ejercieron de guías y explicaron a los participantes las características geológicas, climatológicas y la biodiversidad que alberga el Parque Natural Arribes del Duero.

Días atrás, 52 personas participaron en Saldeana en la realización de una ruta de interpretación en la que pudieron aprender técnicas de plantación de especies forestales autóctonas de la región, identificar especies de flora y fauna de las Arribes y pasar un gran día de campo disfrutando de la naturaleza en su conjunto.

Esta actividad se incluye en la convocatoria ‘Campus Sostenibles’ desarrollada por el Servicio de Asuntos Sociales de la Universidad de Salamanca. El proyecto en cuestión lleva por nombre ‘Regenerando la Tierra y la conciencia humana’, el cual pretende generar beneficios a los ecosistemas donde se actúe, al mismo tiempo que se ejerce una educación ambiental fuera de las aulas. El equipo de trabajo que organiza estas actividades se compone de miembros de la comunidad universitaria y de Fridays For Future Salamanca, asesorados por expertos de diversas áreas del conocimiento que apoyan y orientan el desarrollo de las actividades, consiguiendo obrar con mayor rigor científico.

Desarrollo de la actividad

El grupo de trabajo salió en autobús a las 9:00 horas desde el Campus Miguel de Unamuno, hacia Villavieja de Yeltes, lugar donde se realizó la plantación de 200 ejemplares de alcornoque (Quercus suber) con el apoyo y participación de Felipe Bernardo Moro, representando a la Asociación Peña Gaviota de Villavieja de Yeltes, con quienes ya habían plantado en otras ocasiones. Posteriormente se desplazaron a Saldeana, donde comenzó la ruta de interpretación por las arribes del Huebra, en pleno Parque Natural Arribes del Duero, se explicaron los valores ambientales, paisajísticos y culturales de la zona, contribuyendo así a la promoción del medio rural y a la correcta gestión del espacio natural con el objetivo de trasladar a los asistentes la importancia de conservar y entender la flora, la fauna y los valores del lugar.

Ruta del Castro de Saldeana

Ryan Fontayne Díaz y Andrea Escudero Solano, estudiantes del Grado Ciencias Ambientales y organizadores del evento, ejercieron de guías y explicaron a los participantes las características geológicas, climatológicas y la biodiversidad que alberga el Parque Natural Arribes del Duero. Lo hicieron con el apoyo de Luis Hernández Tabernero, miembro de la Asociación Española para la Conservación y el Estudio de los Murciélagos (Secemu), quien lleva muchos años trabajando por estas zonas. También participó la concejala de Saldeana, Trinidad Barrientos Martín, quien “nos deleitó remontándonos en la historia y en escena, en el enorme campo de piedras hincadas frente al castro vetón ‘El Castillo’”, añadía Ryan Fontayne. Esta actividad resultó ser práctica, beneficiosa y enriquecedora para los asistentes, un paso más para conectar a las personas con la naturaleza y el medio rural.

El castro vetón, conocido como El Castillo, está datado en la segunda Edad del Hierro y es una de las construcciones prerromanas mejor conservadas de Europa. Fue declarado monumento nacional en 1931 en el programa de Castros y Verracos de la frontera hispano-lusa.

Nuevas actividades

Este grupo de trabajo, además de seguir con la labor en Salamanca, continua con la construcción de cajas nido para aves, hoteles de insectos, talleres educativos de cosmética natural y educación ambiental en centros formativos. Asimismo, tiene previstas más salidas de campo a diferentes pueblos de la provincia, en los que se pretende instalar infraestructura de apoyo a la fauna, continuar con la creación de sumideros de carbono y sobre todo, transmitir valores conservacionistas “que nos ayuden a restaurar el sentido de pertenencia a la comunidad biótica”, señalaba Ryan Fontayne.

 
boletin sobre

Colegios Ambientales:

Colaboramos con: