Para poder dejar el menor impacto posible en nuestras actividades diarias, no nos podemos olvidar de aquellas que realizamos en nuestro lugar de trabajo. Aquí es importante tanto una buena gestión en la oficina, como preocuparnos de realizar nuestros eventos de una manera sostenible. Ya fue tendencia en 2011, y ha cobrado más auge durante 2012. Pero 2013 se presenta con una enorme afluencia de este tipo de eventos de empresa que se preocupan de llevarlos a cabo de manera sostenible.

Para ello, cada vez existen más empresas (como ésta) que se encargan de tomar estas medidas, minimizando al máximo el impacto medioambiental y gasto energético. Así, no sólo ahorraremos nosotros, sino que contribuiremos a llevar una actividad lo más sostenible posible con unas sencillas actuaciones que éstas empresas llevan a cabo totalmente a tu medida. Se trata de minimizar el impacto negativo que esas actividades generan sobre el medio ambiente.

Incluir actividades de RSC es una tendencia cada vez más extendida. Otra de las ideas con muy buena acogida, es medir la huella de carbono del evento (la medición por la entidad CeroCO2 de la huella de carbono de la ceremonia de entrega de los premios Príncipe de Asturias 2012 es un ejemplo de esta tendencia), e incluso incluir una calculadora para medir esta huella en la web de la empresa. Acoger a ONGs para que se den a conocer, poner en marcha acciones de crowfunding para cofinanciar sus proyectos, acudir a un catering sostenible...

De momento hay ausencia de una certificación que garantice y dé prestigio a los eventos sostenibles, pero se prevé que se regule a mediados de 2013. Ante la necesidad de dar conocer la sostenibilidad de un evento, lo más recomendable es incluirlo en los planes de comunicación.

Todas estas medidas cuentan con enormes ventajas, como ahorrar recursos energéticos y materiales, mejorando la imagen de la empresa de cara al exterior dando ejemplo de buenas prácticas y satisfaciendo la demanda actual a nivel social por la sostenibilidad. Acercarán tu empresa a los valores de los clientes, diferenciándote de posibles competidores y reforzando tu prestigio, además de aportar beneficios con descuentos fiscales. En resumen, realizar tus eventos de empresa de manera sostenible hará visible la gestión ambiental que se lleva a cabo en ella como filosofía, demostrando así tu compromiso.

 

Fuente