cat noticias

José Postigo segoviano de 32 años y licenciado en Ciencias Ambientales es el cofundador de Foundspot, una plataforma digital que permite devolver a sus dueños mascotas y objetos extraviados. Al encontrar la tapa de una cámara de fotos en la calle, se preguntó cómo en un mundo tan conectado no existía un sistema para devolver los objetos perdidos a sus dueños. Este ambientólogo, junto a tres socios, dio forma a una plataforma en la que quien haya perdido o encontrado un objeto pueda darlo a conocer.

"Confiamos en el espíritu altruista de los españoles”, explica David Sanz, de 33 años, socio de José Postigo y experto en marketing y comunicación. En torno a 50.000 objetos se entregan en la Oficina de Objetos Perdidos del Ayuntamiento de Madrid cada año. Solo el 20% de ellos regresa a su dueño. “Nosotros nos planteamos que al menos el 50% de los objetos perdidos sean devueltos”. Aún están lejos de esa cifra. Su tasa de éxito es del 0,4%. Desde su puesta en marcha, en septiembre de 2016, la web ha registrado 500 objetos perdidos o encontrados. Solo se han devuelto dos, un juguete y un móvil.

¿Cómo funciona Foundspot?

Para registrar la pérdida o el hallazgo de algún objeto o de alguna mascota hay que rellenar una ficha en la web y realizar una descripción del objeto, adjuntar imágenes, si se dispone de ellas, y definir el lugar y el día en que fue extraviado o encontrado. Un algoritmo, “similar al que usan las apps para encontrar pareja”, describe Sanz, cruza los datos e identifica las coincidencias. Cuando la descripción, la fecha y el lugar de un objeto encontrado concuerdan con la de uno perdido, el sistema pone en contacto a ambas personas. “Recomendamos que quien lo ha encontrado formule una pregunta sobre algún detalle del objeto para asegurarse de que se trata del mismo”, explica.

“La entrega del objeto perdido queda en manos de los dos sujetos”, continúa Sanz, que se encarga de las estrategias de comunicación y marketing de Foundspot. Su objetivo ahora es dar a conocer la web y ofrecer sus servicios a los Ayuntamientos y las compañías privadas de taxis y autobuses. “Nuestra plataforma facilitaría mucho el trabajo de sus departamentos de objetos perdidos”, argumenta Sanz. Planean, además, lanzar una versión app para móviles. Para lograr la financiación necesaria tienen previsto incorporar publicidad en la web y recibir donativos de los beneficiados. “Cuando alguien recupera el objeto que ha perdido, se le informa de la posibilidad de realizar una donación”.

 

Fuente: modificado de El País.

 

 
Boletín Novedades Ambientales

Colaboramos con: