Grupo Delta, a través de su filial Delta Energías Renovables, y CEL Management, S.L. han alcanzado un acuerdo para fomentar el desarrollo de comunidades energéticas locales. Esta asociación se materializa mediante la participación de Delta Energías Renovables en las sociedades CEL Management y Renowa Solar Power, ambas pertenecientes al Grupo MBO. En conjunto, ambas empresas han comprometido una inversión inicial de 2 millones de euros.

Las comunidades energéticas proporcionan energía verde asequible a residentes y entidades interesadas en participar, sin necesidad de aportación de capital. Para ello, se instalan paneles solares en edificios municipales cercanos a las viviendas, como polideportivos, ayuntamientos y centros de ocio. Esto permite a los residentes obtener electricidad para uso doméstico a un precio considerablemente más económico que los suministros convencionales, con un ahorro estimado del 40% en la factura de la luz.

El ámbito de actuación de Delta Renovables y CEL Management se centra en municipios españoles de menos de 5.000 habitantes, considerados como "reto demográfico" debido a la despoblación rural que han experimentado en la última década. El objetivo es que estas zonas puedan beneficiarse de las ventajas económicas y medioambientales de las energías renovables.

Actualmente, CEL Management ha promovido y constituido 38 comunidades energéticas en diferentes municipios de Castilla-La Mancha, Castilla y León y Extremadura.

La primera de ellas se estableció en Abenójar, Ciudad Real, durante el primer trimestre de 2022. Esta comunidad energética consta de 8 plantas fotovoltaicas de autoconsumo colectivo ubicadas en edificios municipales, con una capacidad de producción de más de 600 kWp, y actualmente suministra energía renovable y sostenible a aproximadamente un tercio de los residentes del municipio. Esta cifra sigue aumentando con la incorporación de nuevos cooperativistas.

El plan estratégico de Delta y CEL Management para los próximos tres años se enfoca en consolidar la constitución de comunidades energéticas en las comunidades autónomas donde ya han sido establecidas (Castilla-La Mancha, Castilla y León y Extremadura), así como en desarrollar la promoción y creación de nuevas comunidades energéticas en Andalucía y la Comunidad de Madrid. El objetivo final es quintuplicar el número de comunidades energéticas constituidas, alcanzando las 200 cooperativas, con una capacidad instalada superior a 40 MW.

Esta asociación une a dos grupos familiares con amplia experiencia en el sector energético, quienes comparten el objetivo de llevar energía limpia y asequible a las regiones conocidas como la "España vaciada". Asimismo, fomenta el desarrollo local al colaborar con empresas locales en la instalación y mantenimiento de los paneles solares.