ZOA SANZ/ XERACO-Valencia  - Diario Las Provincias de 17 de marzo de 2006

Un hombre embiste con un tractor a seis jóvenes que le sorprendieron aterrando el marjal de Xeraco
Una estudiante se hirió al caer mientras huía y un coche sufrió desperfectos por el choque

Seis estudiantes de Ciencias Ambientales de la Escuela Politécnica Superior de Gandia denunciaron ayer ante la Guardia Civil de Xeresa que un hombre les intentó atropellar con un tractor y les persiguió tras descubrir que había sido sorprendido por los jóvenes aterrando en el marjal de Xeraco. Una universitaria se hirió mientras huía.

Se embraveció tras ser pillado por seis jóvenes cuando supuestamente aterraba en el marjal de Xeraco y les intentó atropellar. Los estudiantes de quinto curso de Ciencias Ambientales de la Escuela Politécnica Superior de Gandia acudieron el miércoles por la tarde al humedal de esta población. Su misión era supervisar el entorno para confeccionar un trabajo sobre las zonas húmedas y las propuestas para mejorar la gestión.

Sin embargo, cuando llegaron al Camí de les Marjals, en la finca de la Roqueta, atisbaron que se estaba cometiendo un presunto delito contra el medio ambiente. Los universitarios vieron cómo un tractor y un camión estaban “removiendo y tirando tierra en una zona del marjal”.

Fotografiar el incidente
Uno de ellos sacó la cámara de fotografiar para captar instantáneas de esta acción. “El hombre que conducía el tractor, al darse cuenta de que le estábamos fotografiando, echó marcha atrás hacia nuestro coche. Me dio un golpe con su vehículo en la parte lateral, me rompió un faro y me rozó el retrovisor”, relató ayer Zulema Mortera, quien agregó que el conductor le intentó atropellar “a propósito”.

En ese instante, los estudiantes salieron del coche para pedir explicaciones al agresor de los daños cometidos al automóvil. Las únicas palabras que obtuvieron de él fueron: “Eso lo arregla el seguro”. Pero, al parecer, eso no fue suficiente. “Tiró otra vez marcha atrás y fue a por el otro coche en donde estaban nuestros compañeros, pero la chica que conducía pudo esquivarlo introduciéndose en un camino rural”.

Al ver que no pudo arremeter contra este otro coche, el conductor dio la vuelta y volvió a perseguir al primer vehículo. Estaban todos los estudiantes fuera del automóvil y llegaron a temer por sus vidas.

“El hombre me acorraló con el tractor y casi nos mata. Estábamos en peligro y pasamos mucho miedo. Nos sentimos agredidos”, manifestó ayer la joven. “A mí casi me atropella, pero pasó veloz y me dejó atrás. Fue a por mis compañeros. Pegaba volantazos. Y una de ellas se cayó mientras huía. Menos mal que otra le ayudó a levantarse.”, explicó Zulema.

La joven que tropezó se hirió, por lo que tuvo que acudir al centro de salud de Oliva, en donde le redactaron un parte de lesiones y le inyectaron la vacuna antitetánica.

Después de todas estas maniobras, el conductor del tractor optó por marcharse. Muy asustados e indignados, los jóvenes siguieron a su supuesto agresor. Vieron cómo entraba en una finca de explotación de la zona. Se acercaron y preguntaron al vigilante que estaba en la puerta los datos del conductor. Pero no hubo éxito, ya que indicó que allí trabajaban muchas personas y no conocía los nombres de todos ellos.

Los estudiantes llamaron al 112 y a la Policía Local. Tras informar a los agentes de los hechos, los efectivos comenzaron sus tareas de investigación. Los seis jóvenes no quieren que la actitud de este hombre quede impune. Por ello, acudieron ayer por la tarde a la Guardia Civil de Xeresa para denunciar los hechos.

El profesor de los universitarios, Jesús Villaplana, ayer se mostró muy preocupado ante la reacción del trabajador. “Me parece lamentable que haya actuado así contra los alumnos. Es una reacción desproporcionada”, subrayó.

No pidió permiso al alcalde
El alcalde de Xeraco, Ferran Bofí, aseguró ayer que no ha recibido ninguna solicitud para poder echar tierra en la finca de la Roqueta del marjal, con lo que se podría estar incurriendo en un delito ya que la zona es protegida y está incluida en el Catálogo de Zonas Húmedas de la Comunidad Valenciana. Además, el primer edil destacó que el Ayuntamiento y la Conselleria tienen varios expedientes abiertos contra el propietario.

Bofí expresó que hace un mes y medio aproximadamente remitió una carta a todas las empresas de camiones que circulan por esta zona advirtiéndoles de que la Policía Local estaba controlando los vertidos y aterramientos ilegales en el marjal.