La digitalización de semillas y la compra pública alimentaria, áreas de trabajo de los dos jóvenes investigadores seleccionados en la recién creada Daniel Carasso Fellowship

La española Raquel Ajates y el colombiano Daniel Gaitán Cremaschi son los jóvenes investigadores ganadores de la recién creada Daniel Carasso Fellowship. Las claves de los proyectos seleccionados en esta primera convocatoria, que se cerró el pasado 5 de marzo con una gran participación de jóvenes investigadores e investigadoras postdoctorales comprometidos con la transición hacia la alimentación sostenible, son: el reto de digitalización de semillas y la compra pública alimentaria sostenible en España.

fundacion daniel y nina

Ante la elevada calidad de los proyectos recibidos, el jurado de la Daniel Carasso Fellowship decidió otorgar este reconocimiento ex aequo a: “El reto de la digitalización de semillas: sostenibilidad, big data y el movimiento social por sistemas de semillas de código abierto” de la joven investigadora Raquel Ajates, que desarrollará el proyecto en la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) y “Compra pública alimentaria sostenible en España. Evidencias hasta la fecha y oportunidades para su escalamiento”, de Daniel Gaitán Cremaschi, de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB).

La trayectoria de ambos seleccionados ejemplifica dos de los objetivos de esta iniciativa: la recuperación de talento y su consolidación en España. Raquel Ajates, licenciada en Psicología y PhD en Política Alimentaria, ha sido investigadora postdoctoral en la Universidad de Dundee (Reino Unido) en dos proyectos de ciencia ciudadana y sostenibilidad dentro del programa Horizonte 2020 de la Comisión Europea.

Gracias a este reconocimiento, Ajates regresa a España para unirse al equipo de investigación de la UNED. Por otro lado, Daniel Gaitán Cremaschi, licenciado en Ecología y PhD en Sostenibilidad de los Sistemas Alimentarios ha formado parte del proyecto SEVERAS, Vulnerabilidad Socio-Ambiental en la España rural en la Universidad Autónoma de Barcelona, donde también llevará a cabo su nueva propuesta de investigación.

La Fundación Daniel y Nina Carasso lanzó, el pasado diciembre, esta iniciativa con la que mantiene su compromiso con el apoyo de la investigación en Alimentación Sostenible y la excelencia científica, abordando la necesidad de su relocalización para fomentar la investigación científica en este ámbito en España. Cada una de las ayudas de la Daniel Carasso Fellowship está dotada con 160.000 euros, de los cuales 120.000 están destinados para cubrir la contratación de la persona beneficiaria durante un periodo de 24 meses y 40.000 euros apoyarán las actividades de investigación.

Dos proyectos de gran potencial transformador para la transición hacia sistemas alimentarios sostenibles

El proyecto “El reto de la digitalización de semillas: sostenibilidad, big data y el movimiento social por sistemas de semillas de código abierto”, presentado por la investigadora Raquel Ajates, mapeará y analizará los sistemas de semillas en España, desde una perspectiva integrada, investigando sus dimensiones socioeconómicas, de sostenibilidad y políticas; explorará cómo se gobiernan, comparten y protegen las semillas para identificar las posibilidades de maximizar su contribución a la biodiversidad, la justicia social y la sostenibilidad del sistema alimentario. El proyecto utilizará una combinación de metodologías, incluyendo métodos participativos y comisiones artísticas para involucrar a una amplia gama de expertos y audiencias.

Gracias al jurado y al patronato por apoyar mi propuesta y valorar el papel esencial de las semillas en sistemas alimentarios sostenibles. Agradezco esta oportunidad para colaborar con la Fundación Daniel y Nina Carasso, continuar mi trabajo con el equipo de la UNED y respaldar la creación de una red de investigadores comprometidos con la transición a sistemas alimentarios más saludables, justos y regenerativos", afirma Raquel Ajates.

La investigadora asegura que “las semillas son la base de la vida y el modo más común de reproducción de las plantas. Hasta hace poco, había casi tantas variedades como personas productoras, y cada semilla tenía su historia. Sin embargo, siguiendo el mismo camino de globalización, privatización y concentración de poder de otros ámbitos del sistema alimentario, las semillas han surgido como la última y más desconocida zona de batalla de las políticas alimentarias”.

Ajates sostiene que los avances en la digitalización del material genético de semillas trae una nueva etapa de riesgo de incrementos en la tendencia de privatización de éstas, pero también oportunidades para lograr una transición a sistemas de semillas regenerativos basados en el modelo de código abierto.

Por su parte, “Compra Pública Alimentaria Sostenible en España. Evidencias hasta la fecha y oportunidades para su escalamiento”, el proyecto presentado por el investigador Daniel Gaitán, analizará este tipo de iniciativas a nivel nacional para proporcionar claves sobre dónde y cómo llevar a cabo las modificaciones necesarias en políticas públicas para lograr mejores resultados, definir dónde hay barreras para su ejecución y proponer un desarrollo a largo plazo en vista de las transiciones de sostenibilidad en los sistemas alimentarios.

Este proyecto proporcionará una base de datos de las iniciativas actuales de la compra pública de alimentos sostenibles en España y lecciones aprendidas hasta la fecha, las cuales podrán utilizarse posteriormente como línea de base para el desarrollo de nuevas iniciativas similares en otros territorios españoles.

Tengo mucha felicidad de haber ganado la Daniel Carasso Fellowship por muchos motivos, pero principalmente porque la visión de la Fundación Daniel y Nina Carasso está muy alineada con la mía de cómo deben transformarse los sistemas alimentarios, haciendo énfasis en la agroecología, que implica romper la estructura de los sistemas actuales y hacer unas modificaciones bastante profundas, lo que yo llamaría impulsar una transformación radical”, asegura Daniel Gaitán Cremaschi.

Para este joven investigador la compra pública alimentaria sostenible es una herramienta que puede ayudar a alcanzar muchos objetivos diferentes: sociales, ambientales, de educación, de salud e incentivar a hacer una transición a sistemas alimentarios agroecológicos. “En España, en los últimos años, han surgido bastantes experiencias de compra pública alimentaria sostenible con potencial transformador, pero aún son pocas y muchas de ellas en una etapa temprana de desarrollo”, subraya el premiado.

Un jurado de excelencia y con diversidad de disciplinas seleccionó a los dos investigadores ganadores

Los miembros del jurado de esta primera convocatoria de la Daniel Carasso Fellowship han sido: Dionisio Ortíz Miranda, investigador sobre Economía Rural y Agroambiental de la Universidad Politécnica de Valencia (Presidente); Emmanuel Nahmias, miembro del Patronato de la Fundación Daniel y Nina Carasso; Jane Battersby, investigadora en el Departamento de Ciencias Ambientales y Geográficas de la Universidad de Ciudad del Cabo (Sudáfrica) y Premio Daniel Carasso 2017; Mercedes Valcarcel, directora general de la Fundación Generation Spain; Nicolás Olea, investigador de Radiología y Medicina Física de la Universidad de Granada; y Michel Pimbert, director del Centro de Agroecología, Agua y Resiliencia en la Universidad de Coventry (Reino Unido).

La ceremonia de entrega de la Daniel Carasso Fellowship se realizará en octubre en Madrid

En el marco de las actividades por el Día Mundial de la Alimentación Sostenible, la Fundación Daniel y Nina Carasso celebrará la ceremonia de entrega de la Daniel Carasso Fellowship el próximo 14 de octubre en una ceremonia de formato híbrido que se desarrollará en Madrid pero que podrá seguirse también online.

Este acto supondrá no solo una celebración de los premiados y del lanzamiento de sus proyectos de investigación seleccionados, sino también una ocasión para poner en valor el papel clave de la investigación en alimentación sostenible para contribuir a la transformación de los sistemas alimentarios.

El eje central del evento será una mesa de debate con la participación de reconocidos profesionales del ámbito de la investigación en alimentación sostenible. Durante la ceremonia se hará entrega también de una escultura del artista Jaume Plensa a los premiados, que creó ex profeso para la Fundación Daniel y Nina Carasso en 2012.

Apoyar el sector de la investigación en alimentación sostenible

La Daniel Carasso Fellowship se concibe en un contexto marcado por la disminución progresiva de la ejecución de los presupuestos públicos en España dedicados al sector de I+D+I (Investigación, Desarrollo e Innovación). Esta reducción genera, entre otros efectos, un éxodo hacia el extranjero de los jóvenes investigadores, un debilitamiento del tejido investigador en las universidades y centros españoles, y por tanto, una dificultad mayor para atraer el talento del exterior.

Esta iniciativa busca posicionarse como un referente para el apoyo a la investigación y el talento joven en España, sin perder su carácter internacional. La iniciativa permitirá impulsar la carrera científica de estos dos investigadores de calidad extraordinaria en un momento crítico para su consolidación, pero también fomentar la investigación en alimentación sostenible en España y la aplicación de enfoques sistémicos y multidisciplinares, que promuevan las sinergias entre distintos ámbitos y disciplinas que habitualmente están desconectados.

 

Contacto de prensa: Adela Mac Swiney +34 672 300 896

 
boletin sobre

Colegios Ambientales:

Colaboramos con: