La Huella Hídrica se puede definir como  la cantidad de agua dulce que hace falta para producir un producto o sostener la actividad de un individuo o una comunidad, siendo un indicador del consumo de agua y su contaminación. Se trata de un concepto íntimamente ligado al de Huella Ecológica.

La Fundación Mapfre, en los últimos años ha publicado distintos documento que abordan este concepto: