La pérdida de biodiversidad y el cambio en el uso de la tierra es una de las principales causas de la emergencia y reemergencia de enfermedades infecciosas, de las cuales más del 60% son zoonosis, por ello es preciso abordar los proyectos de restauración de las tierras degradadas con equipos multidisciplinares, dentro de los cuales la figura del veterinario es esencial”.

17 6 Día de la Lucha Frente a la Desertificación 1 

Desde la OCV subrayan que “la degradación de los suelos disminuye el bienestar de hasta 3.200 millones de personas y tiene graves consecuencias sobre la fauna y la flora de nuestro planeta”, por lo que es imprescindible que los veterinarios aporten sus conocimientos en gestión de medio ambiente y control de zoonosis así como su experiencia de trabajo dentro del enfoque One Health-Una sola salud.

La desertificación hace referencia a la degradación de la tierra en zonas subhúmedas, áridas y semiáridas. La actividad humana, las variaciones climáticas, la ganadería y la agricultura no sostenibles, la deforestación o un mal uso de los recursos naturales son algunas de los factores que influyen en el deterioro de los suelos.

Las labores que desempeñan los veterinarios para frenar y revertir la degradación de los suelos son múltiples, entre ellas: trabajan en la reducción del impacto ambiental de la producción ganadera; en la gestión de las enfermedades para evitar que salten entre especies; en el control y restauración de los paisajes naturales para reducir el contacto directo entre la vida silvestre y los asentamientos humanos y crear una barrera natural contra las zoonosis; o en una correcta eliminación de los medicamentos, entre otras muchas.

 

Contacto de prensa: Ignacio Miranda 606 98 42 48

 
boletin sobre

Colaboramos con: