cat noticias

El documento plantea un ambicioso plan para reducir las emisiones de carbono en un 80-95% para el año 2050. Aunque el grueso de las reducciones deberá producirse en el sector energético, la Hoja de Ruta debería influir decisivamente en otras políticas de la UE como las de industria, transporte, construcción y agricultura. Estos son los sectores que la comisión considera como fundamentales para una transición a una economía baja en carbono en Europa.

Para ello será necesario invertir el equivalente al 1,5% del PIB anual (unos 270.000 millones de €) durante las próximas décadas. La Comisión estima que esta inversión generará un millón y medio de empleos verdes para el año 2020. Otros beneficios adicionales serían la reducción de dependencia energética y la mejora de la calidad del aire, beneficios que la hoja de ruta ha cuantificado en ahorros económicos de, respectivamente, 175-320.000 millones de euros y 88.000 millones de € anuales.

Puedes visualizar el documento en el siguiente enlace.

 
Boletín Novedades Ambientales