Las ONG reclaman a la ONU un programa creíble para reducir la contaminación de la aviación

Una coalición global de organizaciones no gubernamentales ha advertido a un organismo de Naciones Unidas de que habrá una “reacción social de gran envergadura” si no logra establecer un programa sólido y creíble para reducir la contaminación medioambiental de las aerolíneas.

plane

En una carta enviada al Consejo de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), la Coalición Internacional para la Aviación Sostenible ha aseverado que “no podría haber más en juego” en relación a las discusiones que este organismo está teniendo con vistas a establecer las normas del programa, conocido como CORSIA, de reducción y compensación de las emisiones de CO2 del sector de la aviación.

Sus decisiones podrían demostrar su compromiso de desarrollar CORSIA de manera creíble para que sirva de incentivo real a los proyectos de reducción de emisiones y el desarrollo económico bajo en carbono”, afirman las oenegés en su carta. “En cambio, si acaban sacando la alfombra de bienvenida para los créditos de carbono de mala calidad, donde prolifere el doble conteo, acabarán con la eficacia potencial de CORSIA, comprometerán la credibilidad de la OACI y de las aerolíneas de todo el mundo, y agravarán la crisis climática global”.

El sector de la aviación es una de las principales fuentes de emisiones de gases de efecto invernadero y, si no se toman medidas, se prevé que se triplicará la contaminación por dióxido de carbono de la aviación mundial antes de 2050, cuando más de 30.000 aviones nuevos surquen los cielos”, ha comentado Annie Petsonk, consejera internacional de Environmental Defense Fund, una de las oenegés que han firmado la carta.

Si CORSIA está salpicado con créditos de mala calidad en los que prolifere el doble conteo de las unidades de emisión, su eficacia se verá gravemente comprometida, como también lo será el Consejo de la OACI de Naciones Unidas y las aerolíneas de todo el mundo. Habremos dado un paso hacia atrás en nuestra capacidad de respuesta ante el cambio climático”, continúa.

Durante la sesión del organismo de aviación de la ONU, que se celebrará entre el 2 y 20 de marzo, se elegirán los programas de compensación por emisiones de dióxido de carbono que las aerolíneas podrán utilizar dentro del programa CORSIA, que capea las emisiones de COde los vuelos a los niveles de 2020. La decisión que se adopte podría determinar el éxito o el fracaso de los esfuerzos internacionales por reducir la huella climática del sector de la aviación.

Las oenegés que forman parte de la Coalición Internacional por la Aviación Sostenible instan a los miembros del Consejo a prohibir los créditos de carbono antiguos y de cuestionable metodología, a asegurarse de que no exista el doble conteo de unidades de emisión, y a garantizar que los procesos de toma de decisiones de la OACI sean transparentes.

“El Consejo de la OACI y CORSIA deben formar parte de la solución. Definir estándares internacionales transparentes, efectivos y de alta calidad debe ser la razón de ser de CORSIA”, ha comentado Petsonk. “Si la OACI acierta en su labor, los consumidores, los gobiernos y los ciudadanos podrán asegurarse de que el sector de la aviación rinda cuentas por su compromiso climático. La OACI tiene el deber de hacer que funcione CORSIA”.

Acerca de Environmental Defense Fund

Environmental Defense Fund, una ONG internacional sin ánimo de lucro diseña soluciones transformadoras para los problemas medioambientales de mayor gravedad. Environmental Defense Fund facilita acuerdos entre el sector público y privado en las áreas de Ciencia, Economía, Derecho e Innovación. La organización estableció Environmental Defense Fund Europe en Londres, en 2016, con el fin de extender sus actividades a Europa. Puede contactar con Environmental Defense Fund a través de Climate411, Twitter y Facebook.

 

Contacto de prensa: 

Adrian Elliot  91 522 10 08
Natalia Rodríguez 

 
boletin sobre

Colaboramos con: