Casi el 70% de los usuarios de carreteras están especialmente descontentos con la congestión en los centros de las ciudades durante las horas punta. Los tres principales efectos negativos de los que se quejan son: la calidad del aire y el medio ambiente, el aumento de los tiempos de viaje y el incremento del nivel de estrés. Estas son las principales conclusiones del "Índice Kapsch TrafficCom", una encuesta realizada por una firma de investigación de mercado entre 9.000 ciudadanos de 9 países: EE. UU, Argentina, Chile, Reino Unido, Alemania, Austria, Francia, España y Australia.

Los ciudadanos más preocupados por la calidad del aire y el medio ambiente son los españoles y chilenos. Más de la mitad de los participantes en la encuesta ponen de manifiesto este impacto muy negativo derivado de la congestión de las carreteras. Con la excepción de Estados Unidos y Australia, donde los niveles de estrés y el tiempo de viaje molestan más a los conductores, este es el principal efecto negativo que se siente en todos los demás países encuestados.

Sin embargo, los efectos nocivos de la congestión no llevan a los conductores a cambiar automáticamente sus hábitos para reducir la contaminación: cuando se les pregunta por su ruta preferida, la mayoría opta por acortar el tiempo de viaje en lugar de buscar una opción con menor impacto ambiental. "Cuando conduzco, prefiero una ruta que me permita acortar el tiempo de viaje", afirmaron más del 60% de los conductores encuestados. En Estados Unidos, Austria y Argentina, más del 40% están firmemente convencidos de que el ahorro de tiempo debe primar a la hora de elegir una ruta.

"Las autoridades públicas desempeñan un papel fundamental en la gestión del tráfico del futuro", señala Georg Kapsch, Director General de Kapsch TrafficCom. "La pandemia de COVID-19, el cambio climático y los debates sobre el futuro de la movilidad ponen de manifiesto la necesidad de equilibrar los intereses personales y los de la comunidad en la que vivimos. El índice Kapsch TrafficCom nos muestra que los conductores quieren ser más respetuosos con el medio ambiente pero requieren orientación a la hora de contrarrestar los efectos negativos de la movilidad para ellos mismos y sus comunidades".

Ciudades como Buenos Aires, Dallas y Madrid ya utilizan la tecnología digital para luchar contra la congestión de las carreteras urbanas. Con un nuevo sistema de control semafórico que adapta automáticamente la sincronización de la señal a la situación actual de la carretera, los atascos pueden reducirse alrededor de un 25%. Kapsch TrafficCom ya ha instalado este tipo de sistemas de control de señales inteligentes en las principales ciudades del mundo.

Acerca de Kapsch TrafficCom

Kapsch TrafficCom es un reconocido proveedor internacional de sistemas de transporte inteligente gracias a los múltiples proyectos culminados con éxito en más de 50 países alrededor del mundo. Como parte del Grupo Kapsch, Kapsch TrafficCom, con sede en Viena, cuenta con filiales y sucursales en más de 30 países. Desde 2007, la compañía cotiza en la bolsa austriaca, Vienna Stock Exchange (KTCG). Actualmente, Kapsch TrafficCom emplea a más de 5.000 empleados. La facturación de la compañía en el año fiscal 2018/19 fue de aproximadamente 738 millones de euros.

 

Contacto de prensa:
Teresa Rodríguez   91 522 10 08
Blanca Salgado