Los productores europeos de materias primas plásticas presentan “The Plastics Transition”, la hoja de ruta que reúne a todos los miembros de Plastics Europe en torno a una visión común para acelerar la transición y hacer que los plásticos sean circulares, contribuir a que las emisiones del ciclo de vida sean cero netas y fomentar el uso sostenible de los plásticos.

Plastics Europe y sus miembros comparten las preocupaciones de la sociedad sobre la contribución del ecosistema europeo de los plásticos al cambio climático, el desafío que representan los residuos plásticos y la necesidad de fomentar el uso sostenible de los plásticos.

Los plásticos siguen siendo irremplazables en muchas aplicaciones y son esenciales para que otros muchos sectores en Europa lleven a cabo su transición hacia la sostenibilidad y se mantengan competitivos. Nuestra visión es crear un ecosistema de los plásticos sostenible que siga satisfaciendo las demandas de los consumidores y de la sociedad, al mismo tiempo que respalde la transición de muchas otras industrias y siga siendo un activo estratégico para la economía europea.

En palabras de Virginia Janssens, directora general de Plastics Europe: “Por primera vez nuestra industria está unida en torno a un plan sumamente ambicioso y a la vez realista para rediseñar el ecosistema europeo de los plásticos. Este plan es nuestra hoja de ruta: “The Plastics Transition”. Será nuestra estrella polar, la que nos guiará en los años venideros y que a la vez refleja el profundo cambio cultural de nuestra industria”.

“The Plastics Transition” define un camino para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero del ecosistema europeo de los plásticos en un 28% en 2030 y hacia las cero emisiones netas en 2050. Paralelamente, predice que la sustitución de los plásticos de origen fósil se hará de manera gradual, pudiendo alcanzar el 25% de la demanda europea en 2030 y el 65% en 2050. En cuanto a las inversiones adicionales y los costes operativos necesarios para alcanzar estas ambiciones, se prevé que estos puedan ascender hasta los 235 000 millones de euros de aquí a 2050.

Asimismo, la hoja de ruta identifica palancas y elementos catalizadores clave, y detalla hitos y acciones que los fabricantes de plásticos han de llevar a cabo de forma inmediata, a corto y medio plazo. Si bien el documento reconoce que nuestra industria debe hacer más para acelerar el cambio sistémico, también destaca que la circularidad en sí, atañe a toda la cadena de valor. Por ello, el documento hace una serie de recomendaciones para los decisores políticos y la cadena de valor a concretar e implementar de aquí a 2030.

Virginia Janssens, directora general de Plastics Europe, ha afirmado: “Para tener éxito, se necesitan medidas contundentes, una colaboración efectiva y un apoyo político explícito. Las decisiones que se tomen en los próximos años determinarán si podremos cumplir las ambiciones establecidas en la hoja de ruta y con qué rapidez. Necesitamos urgentemente un marco político y regulatorio propicio que estimule los mercados circulares y las inversiones industriales en Europa, en lugar de frenar la transición del sector. La ventana de oportunidad para tomar estas decisiones se está cerrando rápidamente”.

Nuestra hoja de ruta insiste en la necesidad de establecer un sistema europeo de gestión de residuos adecuado para una economía circular y con cero emisiones netas; en desarrollar objetivos mínimos de contenido en plástico reciclado en aplicaciones clave con el fin de crear un mercado para los plásticos circulares; y de desbloquear inversiones de la industria, como, por ejemplo, infraestructuras de reciclaje químico necesarias. Los poderes públicos también han de garantizar que el ecosistema europeo de los plásticos siga siendo competitivo a nivel internacional mientras lleva a cabo su transición.

Marco ten Bruggencate, presidente de Plastics Europe y EMEA Commercial Vice President Packaging and Specialty Plastics en Dow, ha señalado: “Estamos entusiasmados con la oportunidad que brinda el Pacto Verde para crear una industria europea de los plásticos próspera y competitiva que nos permita aumentar la inversión y la innovación en circularidad y descarbonización. Sin embargo, para conseguir esta transición necesitaremos medidas que salvaguarden la competitividad de nuestra industria para impedir que la actividad industrial y las inversiones se vayan de Europa hacia otras zonas del mundo, y evitar volvernos cada vez más dependientes de las importaciones de plásticos que no necesariamente cumplen los requisitos de sostenibilidad de la normativa europea”.

Para Plastics Europe, esta hoja de ruta contribuirá de manera significativa a estructurar y alimentar el diálogo y la colaboración con los responsables políticos y nuestra cadena de valor. Es un proceso dinámico, por lo que el documento se actualizará de manera progresiva, en función de los cambios que se den en nuestro entorno industrial, de la evolución del marco regulatorio y de las contribuciones de nuestra cadena de valor.

Rob Ingram, líder del grupo de trabajo sobre la hoja de ruta de la junta directiva de Plastics Europe y director ejecutivo de INEOS Olefins & Polymers Europe, ha indicado: “El ecosistema europeo de los plásticos es demasiado amplio, complejo e interconectado como para que cualquiera de sus componentes pueda ofrecer, por sí solo, un sistema circular y con cero emisiones netas. Necesitamos encontrar mejores formas de escuchar, intercambiar y profundizar en nuestra colaboración. La hoja de ruta debe verse como una invitación a analizar con una mirada crítica nuestros planteamientos e identificar las áreas en las que podemos unir fuerzas y avanzar juntos más rápido. Para promover esta colaboración, Plastics Europe pide que Comisión Europea establezca un dialogo abierto con la industria de los plásticos sobre su transición”.

La hoja de ruta proporciona un marco de trabajo, hitos para 2030 e indicadores a fin de controlar el progreso, identificar cuellos de botella y buscar soluciones para seguir avanzando. El progreso de la industria frente a estos indicadores de circularidad y de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) se medirá sobre la base de los resultados agregados de una encuesta hecha a los miembros de Plastics Europe.  Cada dos años, se informará sobre dicho progreso de forma transparente, y se indicará cualquier cuello de botella o elemento acelerador de la transición que se identifique.

La hoja de ruta es una respuesta al informe independiente “ReShaping Plastics: Rutas hacia una economía europea de los plásticos circular y climáticamente neutra” encargado por Plastics Europe en 2021. Dicho informe, estableció una base para diferentes caminos potenciales hacia los objetivos de cero emisiones netas y circularidad en 2050.

En su discurso sobre el estado de la Unión del 10 de octubre, la presidenta de la Comisión Europea, Úrsula von der Leyen, habló de la necesidad de apoyar a la industria europea en su transición. Afirmó que la Comisión Europea está analizando los riesgos y las necesidades que esta transición genera para cada ecosistema y que debería desarrollarse un enfoque para cada uno de ellos. Como parte de este proceso, la Comisión Europea celebrará una serie de diálogos abiertos (llamados “Clean Transition Dialogues”) con la industria, cuyo objetivo principal es apoyar a todos los sectores en la construcción de su modelo de negocio para la descarbonización de la industria.

En este sentido, Plastics Europe pide a la Comisión Europea que establezca cuanto antes un diálogo similar (“Clean Transition Dialogo”) con la industria de los plásticos para analizar los elementos catalizadores, las inversiones y las barreras para alcanzar un sistema de los plásticos circular, con cero emisiones netas y sostenible en Europa y reconocer el rol estratégico de esta industria para alcanzar los objetivos de Europa en materia de transición verde.

 

Contacto de prensa: Beatriz Meunier Joaquín Sanz +34 91 436 23 52