Catorce entidades ecologistas y sindicales han presentado el documento “Más viajes en tren, menos emisiones. Bases para doblar la demanda del ferrocarril en España”, una propuesta de doce medidas para mejorar la movilidad ferroviaria y proteger el medio ambiente.

España -con aproximadamente 3.400 km- tiene la mayor red de Alta Velocidad por habitante de Europa, pero es una de las menos utilizadas. Esta es una de las conclusiones del informe “Más viajes en tren, menos emisiones. Bases para doblar el número de viajeros por ferrocarril en España”, presentado el 4 de noviembre en la sede de Comisiones Obreras (CCOO) de Madrid, evento que se se ha repetido también el 8 de noviembre en Barcelona.

El documento establece las bases para doblar el número de viajeros por ferrocarril en España durante esta década ante actual situación de crisis climática, donde es urgente disminuir las emisiones de GEI del transporte, uno de los sectores de mayor incidencia. Además, en el informe, se plantea la necesidad de priorizar el ferrocarril cotidiano y regional, así como hacer hincapié en los servicios y no en la infraestructura.

Aunque la propuesta nació del l’Equip Barcelona con la colaboración de la PTP, ya la apoyan un total de catorce entidades ecologistas y sindicales: CC.OO., UGT, WWF, Greenpeace, Ecologistas en Acción, PTP, ConBici, BACC, Revo Prosperidad Sostenible, Mujeres en Movimiento, Ecodes, Fundación CONAMA, Fundación Renovables y Fundación Mobilitat Sostenible i Segura.

Doce propuestas para impulsar la movilidad ferroviaria

En el informe – realizado con motivo del Año Europeo del Ferrocarril- se incluyen 12 propuestas para aumentar el número de viajeros y reducir las deficiencias del sistema:

1. Organización de servicios: Se debe aprovechar la amplia red de alta velocidad en ancho internacional y sus variantes en ancho ibérico para diseñar un esquema de servicios regionales y de larga distancia. Se debe promover la creación de una red regional de servicios ferroviarios en cada comunidad o región. El criterio general del plan de servicios ferroviarios debe ser el de la cadencia y la correspondencia.

2. Nudos de intercambio: La estación debe configurarse como un nudo intermodal de intercambio con tranvía, metro o autobús. Así mismo, se necesita coordinación horaria entre el ferrocarril y los diferentes servicios que alimenten el nudo, al menos en las estaciones de poblaciones de más de 50.000 habitantes.

3. Integrar la bicicleta: Las estaciones deben dotarse de amplios aparcamientos de bicicletas, y también debe ser factible subir bicicletas al tren, muy especialmente en trayectos regionales y de larga distancia. Se deberá aprobar una estrategia que haga posible la integración de la bicicleta en la cadena de transporte con el ferrocarril.

4. Sistema tarifario: Se propone un sistema de tarifas inspirado en el modelo suizo: se potenciará la adquisición de un abono anual, trimestral o mensual de transporte, habrá coordinación tarifaria de los servicios de Renfe en los segmentos de cercanías y regional con todos los sistemas tarifarios metropolitanos, y los menores de 16 años deberán poder viajar por un precio simbólico.

5. Gobernanza ferroviaria: Se propone traspasar a las comunidades o regiones que lo deseen la competencia de planificación del servicio ferroviario regional y de cercanías, con la dotación económica correspondiente y la obligación de cumplir unos mínimos estándares de calidad de servicio. El Estado se reserva la planificación de los servicios de larga distancia.

6. Integración de servicios: Los diferentes servicios ferroviarios de una región o comunidad se deberían integrar con los de cercanías y demás servicios urbanos de transporte público y movilidad, articulándose como una red ferroviaria integrada, sobre cualquiera de los anchos estándar, métrico o ibérico y demás servicios.

7. Criterios de calidad de servicio: Se debe potenciar la variable del confort en el ferrocarril. Ejemplos: los viajeros no deben ir de pie fuera de las horas pico, en los tramos más congestionados; se propone un servicio mínimo de 4 viajes diarios por sentido, habiendo además parada en todas las estaciones y apeaderos con servicio pasante. Es necesario un plan específico de servicio ferroviario entre España y Francia.

8. Compra de trenes: Si se pretende doblar la demanda, hay que pensar en casi doblar la flota de trenes, además de una necesaria adecuación de los andenes para garantizar la accesibilidad.

9. Actuaciones sobre la infraestructura: No siempre hay que acometer costosas obras de ampliación de la infraestructura para aumentar la capacidad. Con frecuencia, basta un análisis crítico de los horarios para mejorar. Si bien se proponen algunas pequeñas inversiones en infraestructura, es preferible proseguir con la electrificación de la totalidad de la red y con la eliminación de los cuellos de botella; por ejemplo, con la construcción de apartaderos para trenes de mercancías.

10. La dotación de personal: Se propone paralelamente un proyecto de contratación de personal para apoyar en tareas complementarias. En un país con una tasa de paro elevada y de difícil solución a medio plazo, la creación de empleo socialmente útil y personalmente gratificante debería ser un objetivo prioritario.

11. Participación ciudadana y de administraciones locales: Se precisa una política de comunicación, participación y puertas abiertas entre los operadores ferroviarios, el administrador de infraestructuras y los responsables políticos, para que dialoguen regularmente con su entorno.

12. Transición energética y Objetivos de Desarrollo Sostenible: Revisar el enfoque institucional y presentación ante la sociedad de los servicios ferroviarios. Estos deben alinearse con la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y la reducción de emisiones acordada en París, objetivos compartidos con el Gobierno español y la Unión Europea.

 

Fuente: Conama